Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÍTICA | VACACIONES

La nostalgia cafre

Un fotograma de 'Vacaciones'. Ampliar foto
Un fotograma de 'Vacaciones'.

A principios de los años ochenta, una de las (cortas) sagas que marcó a una generación de adolescentes cafres de medio mundo fue la iniciada con Las vacaciones de una chiflada familia americana, protagonizada por Chevy Chase, y escrita y dirigida por dos nombres que a cada paso que damos en madurez (si ello es posible), más importantes resultan: John Hughes y Harold Ramis. Reverso guasón del sueño familiar estadounidense, la película ha seguido influyendo en algunos de aquellos críos de tal manera que, alcanzada su meta profesional en Hollywood, han ido realizando variantes más o menos jocosas de aquella jornada, con Somos los Miller (2013) como exponente más notable.

VACACIONES

Dirección: John Francis Daley, Jonathan M. Goldstein.

Intérpretes: Ed Helms, Christina Applegate, Skyler Gisondo, Steele Stebbins, Chris Hemsworth.

Género: comedia. EE UU, 2015.

Duración: 99 minutos.

Jonathan M. Goldstein, otro de aquellos chavales, acompañado de un fanático de la siguiente generación, John Francis Daley, se ha atrevido incluso a componer una nueva versión: Vacaciones, con homenaje incluido a un Chevy Chase que, con una papada de más, interpreta un papel a medio camino entre el cameo y el secundario. Han pasado 30 años y la puesta al día contiene mayores dosis de explicitud y atrevimiento (reírse, con talento, del matonismo entre hermanos, no es fácil), pero la esencia sigue ahí: cuanto más esfuerzo se pone en pasarlo bien, más patético se es, y la perfecta familia americana no es más que una fachada que puede esconder un infierno de desesperanza alrededor de la cultura del triunfo. Eso sí, está por comprobar si la película tiene más eficacia en la nostalgia de aquellos adolescentes hoy cuarentones, o en la nueva irreverencia de la generación digital.

Más información