Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Incautado un ‘picasso’ de Jaime Botín en Córcega

La Audiencia Nacional declaró el cuadro "tesoro nacional" que no "puede salir de España"

Atlas

Las Aduanas francesas confirmaron ayer la incautación de un picasso valorado en 26,2 millones de euros, propiedad del banquero español Jaime Botín. El cuadro, Cabeza de mujer joven, fue hallado el viernes pasado a bordo del velero Adix, amarrado en el puerto deportivo de Calvi, en Córcega. El propietario del lienzo no se encontraba entre los ocupantes, pero sí su hijo Alfonso Botín, vicepresidente ejecutivo de Bankinter, según fuentes de los servicios de Aduanas. Por el momento, no ha habido detenidos.

En la cabina del comandante, los funcionarios hallaron “un paquete cuidadosamente envuelto y listo para ser expedido, que contenía el lienzo de Picasso”, según el director adjunto de las Aduanas de Córcega, Vincent Guivarch. “El capitán no intentó esconder la verdad y reconoció que se trataba de ese cuadro, pero no mostró los justificantes de propiedad y la autorización de salida del territorio español. Consideramos que existía una infracción y lo incautamos”, explicó Guivarch. El capitán presentó “un documento de evaluación de la obra” y “otro documento de la Audiencia Nacional que confirmaba que se trataba de un tesoro nacional”, que no podía abandonar España, añadió.

La imprecisa categoría de tesoro nacional abarca las colecciones estatales, los archivos públicos, los bienes clasificados como monumento histórico y las obras “de interés mayor para el patrimonio nacional”. Es el caso de este lienzo de Picasso, firmado en 1906 y supuestamente inspirado en el Busto de muchacha de Velázquez, que pertenece al periodo de Gósol, la localidad ilerdense donde el autor malagueño pintó una serie de cuadros que esbozan su transición al cubismo.

Jaime Botín.
Jaime Botín.

El cuadro iba a ser expedido a Suiza, aunque no se conoce el destinatario. “El capitán no fue capaz de determinarlo”, asegura Guivarch. El Adix es propiedad de una compañía de la que Jaime Botín es accionista, con sede fiscal en Panamá, y en los últimos años, navegó entre España, Reino Unido y distintos puntos del Mediterráneo, según datos de las Aduanas francesas.

La Audiencia Nacional prohibió en mayo a Botín, hermano del fallecido presidente del Banco Santander, Emilio Botín, que sacara la pieza de España, avalando una decisión del Ministerio de Cultura de 2013, que declaró su inexportabilidad. La obra es “única” para el Patrimonio Histórico, y de “excepcional importancia”, para el Museo Reina Sofía.

Los abogados de Botín argumentaron ante la Audiencia que la obra pertenece a Euroshipping Charter Company Ltd, una sociedad radicada fuera de España, y no a Botín como persona física. Sostenían que el cuadro estaba en un velero bajo pabellón británico y sometido a las leyes inglesas. La Audiencia refutó esos razonamientos. La defensa recurrió al Tribunal Supremo, que aún no se ha pronunciado. Desde el despacho profesional de Jaime Botín se indicó ayer que el expresidente de Bankinter estaba ausente y no podía atender a este periódico.

Tras la decisión de la Audiencia, Cultura se dirigió a la unidad de patrimonio histórico de la Guardia Civil para conocer el paradero del cuadro, según fuentes del departamento.

El caso arrancó en 2012 con la petición de la firma de subastas Christie’s Ibérica a la Secretaría de Estado de Cultura para exportar la obra a Londres. La Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Patrimonio Histórico Español denegó la autorización al “no existir una obra semejante en el territorio español”.

Según las autoridades francesas, España lanzó el viernes una petición para recuperar la obra. "Aún no hay fecha de regreso, pero ambas partes trabajan en estrecha colaboración", indicaron las Aduanas corsas. El cuadro fue adquirido por Botín en 1977. Tras su eventual devolución podría pasar a formar parte del patrimonio español, si se determina que ha sido objeto de tráfico ilícito de bienes, como fija la ley.

Un cuadro de 26 millones

Cabeza de mujer joven está valorado en 26, 2 millones de euros. Fue pintado por Picasso en 1906 y adquirido por el banquero Jaime Botín en 1977.
La obra es una de las pocas del periodo de Gósol, en referencia a la localidad ilerdense donde vivió el artista y empezó a evolucionar hacia el cubismo.
La Audiencia Nacional avaló en mayo la prohibición del Ministerio de Cultura de sacar la obra de España por su interés excepcional. El propietario ha recurrido al Supremo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información