Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Antonio Banderas: “Hollywood también puede ser nuestro, nos lo hemos ganado”

El actor recibe el galardón de honor en la segunda edición de los Premios Platino

El actor Antonio Banderas, durante la rueda de prensa con motivo del Premio Platino de Honor. Ampliar foto
El actor Antonio Banderas, durante la rueda de prensa con motivo del Premio Platino de Honor. EFE

Antonio Banderas ha surfeado la ola de la discriminación y los prejuicios con los que se topó hace ya 25 años cuando llegó a Hollywood sin apenas saber inglés. Le advirtieron que solo haría de papel de villano, pero todo eso se fue torciendo y cambiando con el tiempo. Cuando él se puso el sombrero y la capa del zorro él era el bueno y el malo era un hombre rubio, de ojos azules y con un estupendo acento inglés. Siguieron muchos más ejemplos. Todo esto lo ha recordado esta mañana el actor, director y productor malagueño, de 54 años, durante un encuentro con la prensa en Marbella con motivo del Platino de Honor que recibirá mañana en la gala de la II edición de los Premios Platino, un proyecto ambicioso que aúna a toda la comunidad iberoamericana del cine con el objetivo de buscar una distribución internacional y plantarle cara a la poderosa industria norteamericana. “Hollywood también puede ser nuestro, nos lo hemos ganado. Podemos robarle Hollywood a los propios de Hollywood”, aseguró Banderas, que abogó por un gran encuentro de las televisiones y los mercados del cine en español con el fin de competir en la industria cinematográfica mundial. “Sé que me estoy en un jardín, que me estoy arriesgando, pero creo que la solución pasa por que las televisiones de todos los países iberoamericanos produzcan contenidos de calidad para las salas de cine y las propias cadenas. Ya solo esto asustaría a algunos. Muchas veces el único problema somos nosotros mismos a la hora de llegar a acuerdos. Tenemos que hacer historias de alto nivel pero sin perder nuestra identidad”, añadió el actor, que el próximo mes de agosto viaja a Chile para el estreno de Los 33, el filme sobre la tragedia de los mineros en el desierto de Atacama dirigida por Patricia Riggen, y tiene pendiente también el de la película Altamira, del británico Hugh Hudson.

Banderas es un ejemplo para todos los intérpretes latinos que, sorteando dificultades, buscan hacerse un hueco en Hollywood. Lo ha señalado el actor mexicano-estadounidense Edward James Olmos, compañero de fatigas en ese mundo y presente en el encuentro matinal, asegurando que Banderas ha combatido como nadie contra los prejuicios y la discriminación que, en su opinión, sigue existiendo en Hollywood. “Tenemos que romper con el ellos y el nosotros. Los latinos no queremos formar parte de un gueto. Debemos hacer el cine que queremos hacer”, añadió el actor que rechazó la idea de que los latinos sólo estén obsesionados hablando de sus propias historias y puso como ejemplos dos de los últimos grandes títulos de Hollywood, Gravity y Birdman, dirigidos por dos directores mexicanos, Alfonso Cuarón y Alejandro González Iñárritu.

“Te vas haciendo viejo”, ha dicho Banderas, al referirse a los premios a carrera que lleva acumulados. Al Goya de honor, recibido en la última gala de la Academia de Cine de España, se añade ahora el Platino que concede la industria de cine iberoamericano. “Con 92 películas lo bonito es que te den estos premios. Muchas veces no entiendo porqué me los conceden. No es un alegato de humildad o modestia, lo siento así. Lo único que hago es trabajar y que ese trabajo sea reconocido es lo más grande que uno puede imaginar”. Con pantalón blanco, camiseta azul marino y zapatillas rojas, algo más rejuvenecido, el actor, que ha reconocido haber pasado un año complicado a nivel personal, ha proclamado su amor y pasión por esta profesión. “Actuar da más libertad que la propia vida. Aquel Antonio soñador que llegó a Hollywood sigue siendo el mismo. Lo importante no ha desaparecido. El motor por contar historias no ha desaparecido”.

Antonio Banderas recibirá el Platino de Honor (en la primera edición fue a parar a la actriz brasileña Sonia Braga) de manos de Rita Moreno, toda una leyenda viva de la cultura latina, en una gala, que será retransmitida en directo por la Primera de Televisión Española, y en la que una nutrida representación del cine iberoamericano apoyará estos premios que buscan emular a los Oscar. Directores, actores y productores de 23 países iberoamericanos estarán presentes en la ceremonia en la que se darán a conocer 13 galardones, además del concedido a Banderas. En total son 20 películas de 23 países las candidatas a estos galardones. Relatos salvajes, la producción hispano-argentina dirigida por Damián Szifron, con 10 candidaturas, y La isla mínima, de Alberto Rodríguez, con 9, parten como claras favoritas para esta gala, que contará con actuaciones musicales de la mano de Miguel Bosé, David Bisbal, Luis Fonsi, Lucrecia y las hermanas Rosario y Lolita Flores.

La isla mínima ha empezado con buen pie esta edición de los Latino con dos de los tres premios del público que han sido anunciados esta mañana. El filme de Alberto Rodríguez, que no ha podido viajar a Marbella porque el lunes próximo comienza en París el rodaje sobre la película sobre el agente secreto Francisco Paesa, interpretado por Eduárd Fernández, ha ganado el premio a la mejor película y a mejor actor para Javier Gutiérrez. La mejor interpretación femenina ha sido para la argentina Érica Rivas, por Relatos salvajes.