Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÍTICA | SAN ANDRÉS

El terremoto familiar

Los efectos especiales son cada vez más impresionantes, pero los guiones continúan estancados en el cine de catástrofes de los 70

Dwayne Johnson, en 'San Andrés'.
Dwayne Johnson, en 'San Andrés'.

La madre de todas las catástrofes: la falla de San Andrés cede y se origina un terremoto seguido de un tsunami que acaba con Los Ángeles y San Francisco envueltos en escombros, llamas y cieno. Culminado en Hollywood el periodo de duelo tras el 11-S, en el que este tipo de producciones quedaron casi proscritas porque la fuerza de las imágenes reviviría el dolor, vuelven los edificios que se derrumban, las fuerzas de orden público ejerciendo su heroísmo y, cómo no, la familia unida. San Andrés es espectacular en sus imágenes y esquemática en su desarrollo.

SAN ANDRÉS

Dirección: Brad Peyton.

Intérpretes: Dwayne Johnson, Alexandra Daddario, Carla Gugino, Paul Giamatti.

Género: catástrofes. EE UU, 2015.

Duración: 114 minutos.

Los efectos especiales, empequeñecidos por los ojos de Alexandra Daddario, son cada vez más impresionantes, pero los guiones continúan estancados en aquel cine de catástrofes de los 70, alimentado de dramas interiores que se veían superados gracias a la tragedia exterior. Si no peor, porque el libreto de Carlton Cuse acude incluso a la parodia con el más demoledor de los terremotos: el hombre que pone en peligro la estabilidad familiar. De Parque Jurásico a Jurassic World pasando por La guerra de los mundos, el mundo puede ser destruido; la estirpe, nunca. Hasta culminar con el ostentoso plano de la gran bandera estadounidense de los últimos segundos. Y listos para seguir en la senda del éxito.