Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Reto a Cuarón e Iñárritu a que vuelvan a México a hacer cine”

La Academia Mexicana de Cine entrega la noche de este miércoles los Ariel, que premian lo más destacado del cine nacionall

Premios Ariel 2015 Ampliar foto
Blanca Guerra, presidenta de la Academia mexicana de cine.

La actriz Blanca Guerra (Ciudad de México, 1953) preside desde hace dos años la Academia mexicana de artes y ciencias cinematográficas. La institución se encarga de otorgar el premio Ariel a lo más destacado del cine mexicano. Su edición 57 se celebra la noche de este miércoles. El galardón suele ser un semillero a los grandes talentos mexicanos. Guillermo Del Toro lo ganó con Cronos en 1993, Alejandro González Iñárritu en 2001 con Amores Perros. Alfonso Cuarón y Emmanuel Lubezki estuvieron nominados por Sólo con tu pareja a principios de los años 90. El oscarizado director de Gravity polemizó con la Academia porque su cinta Y tu mamá también no fue elegida para representar a México como mejor película extranjera en los Óscares en 2003, auqnue estuvo nominada por su guión. “Espero que ya lo haya superado”, dice Guerra.

Pregunta. ¿Es el Ariel un premio codiciado?

Respuesta. Falta un trecho para que llegue a posicionarse así. Vamos a contracorriente. Necesitamos que las grandes cadenas de cines se sumen a nosotros. Que tengan esa actitud solidaria para exhibir las películas ganadoras de las categorías más importantes. No se ha logrado.

Las cinco nominadas a mejor película

Carmín tropical, de Rigoberto Perezcano.

Güeros, de Alonso Ruizpalacios.

Guten Tag, Ramón, de Jorge Ramírez-Suárez. 

La dictadura perfecta, de Luis Estrada. 

Las oscuras primaveras, de Ernesto Contreras.

P. ¿Qué ha hecho para darle impulso?

R. Todos los miembros de la Academia ven las películas nominadas. Los que no pueden verlas se bajan del proceso. Esto es muy importante porque da credibilidad y prestigio al premio. A veces hay gente que está a disgusto porque no gana. Hay muchos que no tienen la madurez y se quejan diciendo que solo se premian a los amigos de la Academia. No es así.

P. Se dice que muy poca gente ve la película ganadora del Ariel.

R. La ven muy pocos. La ganadora del año pasado, La Jaula de oro, tuvo una exhibición fantástica antes y después del Ariel. Ahora hay algunas nominadas que no se han estrenado en cartelera. Hay películas que se vuelven a exhibir después de ganarlo. Estamos trabajando en la difusión. Queremos que la gente se inquiete por ver a los ganadores del Ariel.

Las políticas culturales en México no están mal. El Estado canaliza recursos e incentivos que dan para hacer 130 películas al año

P. ¿Cómo se puede resolver el problema de la distribución en México?

R Debemos convencer a un grupo de empresarios para que cree una tercera cadena para el cine mexicano e independiente. Tendría que estar orientada para que ese gran sector, el 60%, que no puede gastar los 70 pesos (4.5 dólares) que cuesta un boleto y que necesita salas dignas y que no solo acuda a la piratería. Creo que sería un modelo muy exitoso.

P. ¿El gremio está unido?

R. Nuestra comunidad ha pecado de dispersión e individualismo. Ahora no. Se escuchan todas las voces y todas las propuestas. Eso te lleva a tener mayor cohesión y mayor liderazgo.

P. ¿Influye la Academia en las políticas culturales?

R. Las políticas culturales en México no están mal. El Estado canaliza recursos e incentivos que dan para hacer 130 películas al año. Te da para hacer cintas de dos millones de dólares. Eso entrega un porcentaje alto de películas con exigencias de rigor y calidad. Lo que no hemos logrado es la recuperación de los incentivos. Si no recuperas la inversión siempre vas a estar pensando cómo recortas el presupuesto.

P. ¿Por qué momento atraviesa el cine mexicano?

La industria mexicana no es exitosa aunque cada vez tenemos más público. Tenemos una cuota de mercado del 12%. Hace no mucho estábamos en un 4%.

R. Vive un momento importante porque hay un incremento en la producción y porque hay un buen porcentaje de cine de muy alta calidad con buenos temas. Pero también se encuentra estancado. No es una industria exitosa aunque cada vez tenemos más público. Tenemos una cuota de mercado del 12%. Hace no mucho estábamos en un 4%.

P. Si tuviera que elegir a uno entre todos los ganadores del Ariel de Oro desde 1947, ¿con qué película se quedaría?

R. Los olvidados (Luis Buñuel, 1951), aunque sea de un director español es una película muy nuestra. Y Luz silenciosa (Carlos Reygadas, 2008). Son los dos extremos.

P. ¿Entre Cuarón, Iñárritu y Del Toro, a quien importaría de vuelta a México?

R. A todos. Les pediría que no se alejaran tanto. Sé que es muy seductor moverse en esos ambientes de grandes producciones y presupuestos. Sería interesante que volvieran a filmar en México. Los reto a que vuelvan a hacerlo.