Ramoncín

De la Mata propone juzgar a Ramoncín en una pieza del ‘caso SGAE’

El juez que sustituye a Ruz imputa al cantante por falsedad documental, apropiación indebida y administración fraudulenta

José Miguel Fernández Sastrón y el cantante Ramoncín, en 2011, a la entrada de la sede de la Sociedad General de Autores y Editores ( SGAE).
José Miguel Fernández Sastrón y el cantante Ramoncín, en 2011, a la entrada de la sede de la Sociedad General de Autores y Editores ( SGAE).Bernardo Pérez

El juez de la Audiencia Nacional José de la Mata, sucesor de Pablo Ruz, ha propuesto llevar a juicio a José Ramón Julio Márquez Martínez, conocido popularmente como Ramoncín, por delitos de falsedad documental, apropiación indebida y administración fraudulenta en una pieza separada del caso SGAE.

En un auto –resolución judicial razonada- De la Mata entiende que el cantante “durante años presuntamente habría estado emitido y cargando a la Sociedad General de Autores y Editores facturas por supuestos servicios (…) que en determinados casos no se corresponden con contraprestación alguna o son simuladas. Todo ello se realizó, considera el magistrado “con la connivencia” de José Luis Rodríguez Neri, director de la filial digital de la sociedad de autores (SDAE), y también de Enrique Loras –exdirector general de la SGAE- y Pedro Antonio Hernández, antiguo director de los servicios jurídicos de la entidad de gestión de derechos de autor.

Más información

El magistrado ha abierto una pieza separada de la causa central del caso SGAE, que se investiga desde 2010, específica sobre Ramoncín, antiguo directivo de la entidad. De la Mata subraya que este “pudo obtener de modo supuestamente ilícito fondos de las entidades del grupo mediante la facturación irregular o sin causa”. Esta facturación, y los pagos consiguientes, fueron autorizados por Rodríguez Neri y por los otros dos exdirectivos imputados. El importe de las cinco facturas supuestamente fraudulentas, emitidas entre septiembre de 2008 y marzo de 2011, suma 57.402 euros.

El juez basa su decisión de procesar a Ramoncín y a los otros tres exdirectivos en las declaraciones de los cuatro imputados, en los informes emitidos por la Guardia Civil y por la documentación aportada por la propia entidad de gestión de derechos, consistente en contratos, facturas o transferencias bancarias.

Dos de las facturas, una correspondiente al desarrollo de un programa de televisión titulado El Creador, y otra sobre un sistema de protección de archivos informáticos (la Caja Fuerte Virtual) sobre el que solo hay un folleto y un vídeo explicativo, fueron emitidas después de que se realizaran los pagos. Los justificantes de los abonos acreditan que en algunos casos las cantidades pagadas excedían de lo pactado inicialmente entre Ramoncín y la SGAE, y en otros casos, que el pago no estaba recogido en las cláusulas del contrato. En la causa se han intervenido correos electrónicos en los que Ramoncín le cuenta a Neri que lo que hacía es “una proposición deshonesta”.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterBECAS VERANO

Lo más visto en...

Top 50