Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiesta del Cine pierde casi un millón de entradas respecto a 2014

Ayer acudieron a las salas 438.416 espectadores

A falta de un día, la cita queda lejos del éxito de las convocatorias de abril y octubre

Colas en un cine de Madrid en marzo de 2014.

Hay dos maneras de interpretar los datos de la VIII Fiesta del Cine. Ayer miércoles fueron al cine 438.416 espectadores, es decir un 143% más que el mismo día de la semana anterior, según datos de Rentrak Spain. ¿Muchos asistentes? Tal vez, o tal vez no. Porque en las últimas dos ediciones de la cita con entradas a 2,90 euros los miércoles registraron respectivamente 904.185 espectadores, (VII Fiesta del Cine, octubre de 2014) y 820.000 (VI Fiesta, marzo 2014).

Lo mismo ocurrió en los dos anteriores días de la cita: el martes hubo 337.409 espectadores, un 770% más que el mismo día de la semana anterior, pero bastante menos que los 709.104 asistentes de la VII Fiesta del Cine. Y el lunes, se registraron 323.579 espectadores, un 335% más que lunes anterior, pero también menos que en la VII y VI Fiestas (517.167 y 475.000 entradas vendidas). Así que a falta de un día para el cierre -esta vez la iniciativa durará cuatro, en lugar de los tradicionales tres, por la coincidencia con las semifinales de Champions League-, la Fiesta del Cine supera en total el millón de entradas vendidas pero se queda con un sabor agridulce y desde luego lejos de los resultados de sus convocatorias previas: 1.900.485 espectadores en marzo de 2014 y 2,1 millones en octubre.

Hasta la fecha, y sobre todo desde que la quinta Fiesta del Cine duplicó en 2013 la asistencia de la edición anterior, la cita no había parado de crecer. Así, ha pasado de anual a semestral, ha mejorado sus datos a cada convocatoria y ha reproducido las mismas escenas: todo el mundo va al cine, la mayoría se queja del precio habitual de las entradas y la industria termina interrogándose sobre su futuro y cómo aprovechar este entusiasmo excepcional en el día a día.

Los 10 filmes más vistos

1_ Los Vengadores. La era de Ultrón

2_ El viaje más largo

3_Suite francesa

4_El maestro del agua

5_Fast & Furious 7

6_El gurú de las bodas

7_A cambio de nada

8_La familia Bélier 

9_Perdiendo el norte

10_Sweet home

(Datos de Rentrak Spain).

Desde luego, fuera de lo común es la pasión cinéfila de Adela Estévez Campos: piensa ir a ver nueve películas en tres días, al ritmo de tres por cada tarde. Este lunes, empieza con La familia Bélier, El maestro del agua y Suite francesa. “Siempre aprovecho la Fiesta del Cine. Suelo ir también en los días de ofertas, porque si no los precios son salvajes”, cuenta esta señora de 52 años, en la cola de un céntrico cine madrileño. Estévez Campos apunta 4,50 euros como la tarifa adecuada para una entrada, aunque hay espectadores más comprensivos con la industria: las encuestas a pie de taquilla devuelven un precio deseado de entre cinco y seis euros -la media en España está en torno a 6,50-.

“La Fiesta del Cine debería celebrarse cada dos-tres meses, y cubrir también el fin de semana. No entiendo por qué un pantalón vale lo mismo un lunes y un domingo y una película no”, apunta Alfonso Monllor, 53 años, a la espera de entrar a ver Hipócrates. Como él, varios espectadores reconocen que solo acuden a las salas en días de descuentos. “Para un estudiante, los nueve euros de una tarifa normal son excesivos”, lo resume Carlos Sánchez Gómez, 20 años.

Por un lado, un precio habitual de 2,90 euros no sería sostenible para las salas y de hecho unos pocos cines de España ni se apuntan a la Fiesta del Cine porque consideran dañino su mensaje. Además, desde hace ya mucho tiempo el miércoles las entradas son más baratas. Sin embargo, muchos espectadores siguen lamentando los más de nueve euros que pueden llegar a pagar un fin de semana, al menos tanto cuanto la industria del cine lamenta el IVA cultural al 21%.

La Fiesta del Cine pierde casi un millón de entradas respecto a 2014

Sea como fuere, hasta 2,1 millones de espectadores participaron en la séptima Fiesta del Cine, el pasado octubre, marcando el récord hasta la fecha de una iniciativa que ha visto aumentar su éxito de forma exponencial. Tanto que la última edición mejoró en un 15% la asistencia respecto a la anterior, celebrada en marzo de 2014, en plena explosión del fenómeno Ocho apellidos vascos.

Eso sí, el desglose por días también sugería otra tendencia: comparando el miércoles, la jornada conclusiva y tradicionalmente mejor de la cita, de la sexta y séptima edición, los asistentes solo subieron un 3%. Y la pérdida de asistencia registrada ayer legitima una pregunta: ¿ha tocado techo la Fiesta del Cine?

A la espera de los datos definitivos, que llegarán el viernes, hay alguna certeza. Ante todo, la cita es ya tan conocida que apenas hay espectadores despistados que descubren la alegría de pagar solo 2,90 euros directamente en la taquilla. Eso sí, puede ocurrir, como a Xiaouyh Zhu, 22 años y una entrada para Los Vengadores cobrada a precio pleno. “No sabía, solo he pasado por aquí”, responde al descubrir su ahorro perdido.

Además de su fama, la octava convocatoria llega también en un momento menos amargo respecto a las anteriores. Las taquillas españolas -probablemente también gracias a la propia Fiesta del Cine-vendieron el año pasado 87,4 millones de entradas, un 13,6% más que en 2013, siendo España el país que más aumentó su asistencia en toda la UE. De paso, también se disparó la cuota de mercado del cine español, hasta un histórico 25,5%.

Aun así, tanto las salas como el cine nacional siguen codeándose con dudas e incertidumbre. El sector espera con ansia el nuevo decreto que cambiará la Ley del Cine y que podría llegar a la mesa del Consejo de Ministros ya este mismo viernes. También está pendiente de una solución el final del prorrateo de las ayudas a la amortización, del que se habló hace dos semanas en una comida en la que participaron el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el recién elegido presidente de la Academia de Cine, Antonio Resines. Exhibidores y productores escuchan con interés también los rumores sobre una reducción del IVA cultural, actualmente en un 21% que el sector tacha de enemigo público número uno.

Mientras estas historias aguardan a su final feliz, hay otras decenas que los espectadores podrán descubrir en las salas. A priori, Los Vengadores. La era de Ultrón parece ser el principal candidato a llevarse un buen trozo del pastel de la taquilla. Pero, al menos a juzgar por las respuestas de los espectadores en un cine madrileño, los gustos están muy repartidos: de superproducciones como Fast and Furious 7, a películas para un día en familia como La canción del mar. Y, también, mucho cine español, con muchas preferencias por Felices 140 y A cambio de nada, reciente ganadora del Festival de Málaga.

Cómo disfrutar de la Fiesta del Cine

El procedimiento es muy simple. Tan solo hace falta acceder a la página web www.fiestadelcine.com y registrarse. Entonces, el usuario recibirá un correo electrónico con la acreditación que tendrá que enseñar, ya sea impresa o en el móvil, a la hora de comprar la entrada en la taquilla. Desde esta edición, por primera vez, está disponible la acreditación de grupo: un solo usuario puede registrar a un máximo de 10 personas.

Los espectadores que ya se registraron en la anterior edición de la fiesta no tendrán que hacerlo de nuevo: recibirán por defecto un correo electrónico de la organización con su acreditación. Los que adquieran su billete por Internet deberán mostrar la acreditación directamente antes de acceder a la sala.

El precio de 2,90 euros vale durante los cuatro días para todas las sesiones y todas las películas en el 95% de las salas de España -al menos en la anterior edición-.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información