Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España sigue fuera de la lista negra de la piratería, pero “preocupa” a EE UU

El país permanece por cuarto año seguido fuera de los observados especiales

La Oficina de Comercio americana celebra sus avances pero pide "pasos adicionales"

Una internauta se descarga contenidos protegidos por derecho de autor.
Una internauta se descarga contenidos protegidos por derecho de autor.

España sigue fuera de la lista negra de la piratería. Así, desde que saliera en 2012 del temido informe que publica anualmente la Oficina de Comercio de Estados Unidos y en el que había venido siendo una presencia habitual, ya van cuatro años seguidos fuera del ojo del huracán. Eso sí, el documento de 2015, publicado hoy, confirma que el país no ha salido todavía del túnel. “Aunque España haya dado varios pasos positivos, permanecen las preocupaciones y son necesarios pasos adicionales”, reza el texto. Traducido, significa que el país continúa, como ya ocurrió en 2013 y 2014, en una categoría particular, que incluye a los países que EE UU va a seguir controlando y asesorando para que hagan los deberes.

“Aunque no esté incluida en el informe de 2015, la Oficina de Comercio de Estados Unidos continúa las revisiones de España anunciadas en 2015, y enfocadas en particular a los pasos concretos que el país adoptó para combatir la piratería en Internet”, añade la lista 301 de este año. El documento señala básicamente a los países del mundo con los que no es recomendable para EE UU hacer negocios relacionados con la propiedad intelectual.

La lista negra cuenta, eso sí, con varios países latinoamericanos. Entre las prioridades, figuran Argentina, Chile, Ecuador y Venezuela. Y entre los que merecen observación por parte de EE UU, aparecen México, Brasil, Colombia, Paraguay, Perú, Costa Rica, Bolivia, República Dominicana, Barbados, Jamaica, Trinidad y Tobago. Sin embargo, Chile señaló ya en 2013 que no reconocía la validez del informe 301 de Estados Unidos.

España entró en la lista negra del Gobierno estadounidense en 2008 y permaneció bajo su lupa desde entonces hasta 2011. En 2012, salió por primera vez en un lustro del ojo del huracán americano. Desde entonces, el Gobierno ha ido fortaleciendo en la lucha contra la piratería informática, recibiendo los aplausos de EE UU. No tantos, sin embargo, como para que la Oficina de Comercio de Estados Unidos deje de estar preocupada.

"Es la situación que corresponde cuando hay una hoja de ruta muy clara para combatir la vulneración de los derechos de propiedad intelectual", ha defendido en un comunicado el Ministerio de Cultura, Educación y Deporte. "Respecto a la piratería de contenidos culturales en Internet, podemos afirmar que hoy más claramente que nunca, este tipo de acciones ilícitas no quedan impunes", añade el documento.

La principal medida contra las violaciones del copyright online fue la aprobación -con los solos votos del PP- de la nueva Ley de Propiedad Intelectual, entrada en vigor el pasado enero. La normativa refuerza la lucha contra las páginas de enlace, que pueden llegar a sufrir sanciones hasta un máximo de 600.000 euros, a la vez que castiga también a intermediarios y empresas que se anuncien en las páginas piratas. Y el nuevo Código Penal, aprobado este año y que entrará en vigor el 1 de julio, llega a castigar con hasta seis años de cárcel los dueños de webs que violen el derecho de autor. Además, en los últimos meses, se han producido en España el apagón de páginas tan célebres como Seriespepito y Películaspepito y sentencias como la de Youkioske, que condenó a seis años de cárcel a los dos responsables de esta web.