Luz, nuevo director de ‘Charlie Hebdo’, no dibujará más a Mahoma

El autor de la primera portada del semanal tras el ataque dice que "los terroristas no han ganado"

Luz sostiene la famosa portada del semanario el 13 de enero de 2015.
Luz sostiene la famosa portada del semanario el 13 de enero de 2015.EFE

El dibujante Luz, que hizo la portada de Mahoma para el Charlie Hebdo tras la masacre perpetrada por fanáticos yihadistas el pasado enero en la sede de la revista satírica, no volverá a dibujar al profeta. Durante una entrevista con la revista francesa Les Inrockuptibles, el nuevo director del semanal ha dicho: "No lo haré. Ya no me interesa. No me voy a pasar la vida dibujando caricaturas de Mahoma".

Más información
‘Charlie Hebdo’ vuelve con una tirada de tres millones y edición en español
La soledad de una revista pese al “Yo soy Charlie”
“El próximo ‘Charlie’ será divertido”
Doce muertos en un atentado en la revista ‘Charlie Hebdo’ en París
Miles de personas se concentran en París tras el atentado a ‘Charlie Hebdo’

La portada de Luz en enero mostraba al personaje religioso con un cartel que decía "Je suis Charlie" (Yo soy Charlie) debajo de la frase "todo queda perdonado". La edición salió una semana después del ataque a la sede de la revista que dejó 12 muertos. Se imprimieron ocho millones de ejemplares (habitualmente se vendían unos 60.000) y se convirtió en un récord para la prensa francesa.

En la entrevista explica que no llevó de nuevo a Mahoma a la portada del semanario por "revancha" sino porque "debía tener un vínculo directo con los motivos del drama" en el que murieron el entonces director y su mejor amigo, Charb, y el histórico dibujante Cabu, su mentor.  "Los terroristas no ganaron", dijo Luz en la entrevista que se publica este miércoles. "Habrán ganado si toda Francia continúa estando asustada", aseguró, acusando a los derechistas del Frente Nacional de tratar de utilizar el miedo a raíz del ataque.

El dibujante, que publica ahora un álbum de viñetas titulado Catharsis en el que relata el proceso personal que atravesó tras el atentado, en el que resultó herido, dice que se ha cansado de seguir jugando al gato y al ratón con el profeta, igual que un día decidió dejar de dibujar al expresidente francés Nicolás Sarkozy, cuenta.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS