Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Ministerio de Cultura demanda un convenio de San Sebastián 2016

El Gobierno dice que el patronato tendría que haber sacado a concurso una subvención

Logotipo de San Sebastián 2016 para la capitalidad europea de la ciudad.
Logotipo de San Sebastián 2016 para la capitalidad europea de la ciudad.

El Ministerio de Cultura ha interpuesto una demanda en el juzgado de Primera Instancia número 1 de San Sebastián contra un convenio aprobado por el patronato de San Sebastián 2016 por el que se otorga una subvención de 422.000 euros a Kontseilua, el consejo de organismos sociales del euskera, por una supuesta ilegalidad en su tramitación. Cultura entiende que el patronato debería haber sacado a concurso la organización de una cumbre sobre diversidad lingüística prevista en el programa de la Capital Europea de la Cultura y no, de forma discrecional, otorgarla a una entidad en concreto.

El patronato de la Fundación San Sebastián 2016 aprobó el pasado 22 de septiembre, sin figurar en el orden del día, la subvención con los votos a favor del Ayuntamiento de San Sebastián y la Diputación de Gipuzkoa, y en contra del criterio de los otros dos miembros, el Ministerio de Cultura y el Gobierno vasco.

El Ministerio, según adelanta hoy El Diario Vasco, comunicó en varias ocasiones al presidente de la Fundación y alcalde de San Sebastián, Juan Karlos Izagirre, las dudas en cuanto a la legalidad del procedimiento, ya que, según Cultura, debería haberse sometido a concurrencia pública en virtud de la Ley del Contrato de Servicios Públicos.

Izagirre ha tachado esta mañana el proceder del Ministerio de "deslealtad" y ha acusado al Gobierno central de perpetrar un "ataque" contra el proyecto de capitalidad. Izagirre ha explicado que el Ministerio "jamás ha dicho nada de que fuera a interponer una demanda" en las reuniones que mantienen los instituciones representadas en el Patronato.

El alcalde, quien ha convocado una reunión de urgencia para tratar el asunto el próximo lunes, ha añadido que el próximo miércoles Kontseilua iba a explicar a las instituciones el contenido de la cumbre lingüística. Izagirre, por último, ha exigido al Ministerio que aclare si "está a favor o en contra" del proyecto, además de que "retire la demanda y deje trabajar a la oficina de 2016". El Ministerio, por su parte, ha emitido un comunicado para mostrar su "pleno compromiso" con San Sebastián 2016.

No es la primera vez que el convenio suscrito con Kontseilua, afín a la izquierda abertzale, provoca un rifirrafe entre las instituciones que componen el patronato de San Sebastián 2016, un proyecto salpicado por la polémica. El Gobierno vasco amenazó en septiembre con replantearse su participación en el proyecto por la forma en la que se fraguó acordar otorgar una subvención al organismo y por la política de éste respecto al euskera.