Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Varoufakis, el villano que teme Alemania

El vídeo que parodia los tópicos sobre alemanes y griegos acumula decenas de miles de visitas en Youtube

Alemania ya tiene su supervillano favorito. Viste chaqueta de cuero, viaja en motocicleta y quiere arrebatar el honor a los compatriotas de Angela Merkel. Se llama Yanis Varoufakis, y es el corajudo ministro griego que trata –por ahora con escaso éxito- de aligerar la pesada carga del rescate europeo a la economía helena. V de Varoufakis, el vídeo realizado por el canal de la televisión pública ZDFneo, se ríe de los tópicos que reinan a uno y otro lado de la frontera, y presenta al economista y político griego como un ser sobrenatural que lanza rayos con los ojos; y del que no se sabe si hay que temer o envidiar por su sex-appeal mediterráneo.

“Es el hijo perdido de Zeus con un corazón hecho de piedra”, “su cuerpo grita sexo” o “él no negocia, simplemente te da una paliza”. Son algunas de las estrofas de la machacante canción metal V de Varoufakis. Los alemanes no salen indemnes de la parodia. “Somos honestos, dignos de confianza y mundialmente famosos por nuestro sentido del humor y nuestro melódico idioma fácil de aprender”, dice el locutor antes de presentar a un grupo de “típicos alemanes”, entre los que se encuentra un militar nazi.

El creador de la sátira es Jan Böhmermann, un humorista que desde 2013 modera el programa de sátira política Neo Magazin Royale en el que en la noche del jueves presentará un vídeo que antes de su estreno acumulaba más de 78.000 visitas en YouTube.

La única escena real del vídeo llega justo al final, cuando Varoufakis, en una escena grabada mucho antes de su llegada al Gobierno, hace una peineta a los alemanes. Es evidente que V de Varoufakis es una broma. Aunque quizás en el fondo no lo sea tanto. No para un país cuyo poderoso ministro de Finanzas, Wolfgang Schäuble, se confesaba el mismo jueves “perplejo”, ante las declaraciones hechas por el griego un día antes, cuando volvío a pronunciar la expresión  anatema en Alemania: reestructuración de la deuda. Y no lo es para un país cuyo periódico más vendido, el sensacionalista Bild, publicaba en su segunda página del jueves un gigantesco "No". Acompañado de este texto: “¿Está usted también en contra de conceder otra ayuda millonaria a Grecia? Entonces fotografíese con esta página en alto y envíenosla”.