Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Buenas intenciones

Es un caso de libro: nada que reprochar a su discurso sobre la escolarización, pero su planteamiento narrativo lo invalida todo

Fotograma de 'Camino a la escuela'. pulsa en la foto
Fotograma de 'Camino a la escuela'.

De buenas intenciones está pavimentado el infierno del documental. Camino a la escuela podría ser, en este sentido, un caso de libro: nada que reprochar a su discurso sobre la importancia de la escolarización, pero tanto planteamiento narrativo como estrategia formal lo invalidan todo.

CAMINO A LA ESCUELA

Dirección: Pascal Plisson.

Género: documental.

Francia-China-Sudáfrica-Brasil-Colombia, 2013.

Duración: 77 minutos.

Seleccionados según un patrón multicultural entre el mapamundi disneyano a lo It’s a Small World y el espíritu Benetton, sus personajes están unidos por un mismo problema —la pura distancia física entre hogar y escuela—. Por supuesto, eso deja fuera de la ecuación los muchos otros condicionantes —sociales, culturales, de clase— que, a menudo, obstaculizan la universalidad de la escolarización. Con sus diálogos forzados al servicio del mensaje y una puesta en escena esteticista, el estilo extermina el discurso.