‘Hansel y Gretel’: un cuento en el Real

La ópera tendrá nueve funciones en el Teatro Real desde el 20 de enero

El director musical Paul Daniel junto a  Alice Coote, Sylvia Schwartz y José Manuel Zapata.
El director musical Paul Daniel junto a Alice Coote, Sylvia Schwartz y José Manuel Zapata.

A pesar de que Hansel y Gretel es una ópera muy común en Alemania y Reino Unido, esta obra de Humperdinck basada en el cuento popular no es común verla representada en España. En el Teatro Real podrá verse desde el 20 de enero en nueve funciones, con un amplio despliegue audiovisual y una revisión profunda de la producción que se estrenó en el Festival de Glyndebourne en 2008.

"Es curioso que tengamos que presentar una de las 10 óperas más representadas del repertorio como un acontecimiento. Pero en España es una gran desconocida que se ha representado poquísimo. Yo la ví cuando tenía cinco años y creo que no se ha hecho más", dice Joan Matabosch, director artístico del Real. En esta ópera se trazan las líneas argumentales del cuento popular pero tratándolas con ironía. Humperdinck, discípulo de Wagner, heredó de su maestro la técnica y la riqueza a la hora de componer, pero no su seriedad. "El compositor tenía una fascinación por Wagner y una relación íntima de trabajo, aunque no buscaba esa complejidad psicológica. Su orquesta es más parecida a la de las primeras óperas del alemán, aunque esta ópera sí tiene el sentido del humor del que Wagner carecía prácticamente, aunque esta ironía sí que se parece a la que se puede ver en Los maestros cantores", dice Paul Daniel, que dirige a la orquesta en esta producción.

Más información
La ópera 'Hänsel y Gretel' llega al Maestranza
'Hansel y Gretel' también cantan
Hansel y Gretel, crueldad navideña

Entre los cantantes, las dos mujeres que se enfrentan a los roles principales tienen visiones y experiencias opuestas con esta ópera. Por un lado, la mezzosoprano Alice Coote lleva 15 años haciendo el rol de Hansel y dice que esta es la última vez que se vestirá de niño; y por otra parte, la soprano española Sylvia Schwartz se enfrenta por primera vez al papel de Gretel. Para Coote, "esta obra representa muchas cosas para el ser humano" y en la orquesta la paleta de colores "irreales y etéreos" hacen que la orquestación tenga un alto grado de belleza. "Aunque en principio es un cuento para niños, también es una historia para adultos. La situación mundial me entristece muchísimo, pero me gusta mucho hacer este papel de niño inocente en un cuento que va del bien y del mal, de aquellos que lo tienen todo y otros que no tienen nada", dice la mezzosoprano. Schwartz resalta también lo complejo que es hacer de niño, ya que ellos nunca se están quietos del todo y requiere un gran esfuerzo físico. "Los niños de Hansel y Gretel siguen siendo casi impermeables, viven en una caja de cartón pero hacen guirnaldas de flores aunque sea con basura", comenta. La soprano cuenta que ha tenido que esperar a que le madurara la voz para poder hacer este rol, pero que ahora siente que el papel ha sido escrito para ella.

En el papel de la bruja estará José Manuel Zapata. El tenor dará a la mala de la película un toque histriónico y mucho humor, y afirma que el personaje es un regalo. "Es el sueño de cualquier tenor de carácter. Creo que es la primera vez que doy el físico del rol, porque yo ya me he comido a los niños en el hotel antes de venir", bromea Zapata.

A pesar de ser una obra que tiene un trasfondo infantil, en el escenario veremos pobreza, engaño, un supermercado lleno de ambición y cuyos pasillos encierran el mal y los instintos más bajos del ser humano y la inocencia como baluarte para superarlo. "Está explicada como un cuento de niños, pero encierra una tremenda crítica al consumismo que es muy inquietante", resume Matabosch.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS