Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ANÁLISIS

Se admiten apuestas

Woody Allen todavía no sabe de qué va la serie que escribirá y dirigirá para Amazon

En el libro Conversaciones con Woody Allen, el director de cine cuenta a Eric Lax que conserva una caja de cartón donde mete pequeños trozos de papel. Esos papelitos contienen ideas sueltas para sus películas: puntos de partida para tramas, pero también esbozos de escenas. Allen escribe sus guiones (anuales, porque el tío se casca una peli al año) a partir de esas anotaciones. La noticia es que esa caja ahora mismo está viviendo un desesperado saqueo, porque el director de Annie Hall se ha comprometido a escribir y dirigir una serie de televisión para Amazon. Y no tiene nada escrito, y no sabe de qué tratará.

No sé si Woody Allen habrá visto Españoles por el mundo o cualquiera de sus variantes con madrileños, aragoneses o manchegos. Puede darle ideas. Allen usará esa caja de ideas, pero da la impresión de que últimamente utiliza más el Google Earth. Barcelona, Roma o París se han beneficiado de un Woody Allen viajero que te cuenta una historia de las suyas y de paso te hace un publirreportaje de la ciudad. No sería de extrañar que se decidiese por filmar un Woody Allen por el mundo: chico conoce chica misteriosa en ciudad europea (una por episodio) que recorren para ver sus prodigios arquitectónicos mientras conversan de sexo y religión.

Ojalá se decida por hacer un serial a la manera de Larry David o Louie C.K.

Pero ojalá Allen se decida por un serial a la manera Larry David o Louie C.K., es decir, un seguimiento de sus andanzas por la ciudad con tintes autobiográficos. Es lo que ha hecho a lo largo de toda su carrera y sin duda nos hallaríamos ante una serie a priori interesante. Aunque estamos ante un tipo que reconoce que no ve series de televisión y no tiene ni idea de qué ofrece ahora mismo el panorama televisivo. A lo mejor cae en plagios involuntarios con él y Diane Keaton fabricando metanfetamina en el desierto; Scarlett Johansson criando una camada de dragones o una comedia coral situada en una isla donde unos náufragos son amenazados por un misterioso humo negro. La resolución a ese enigma es que el humo negro es la madre judía de uno de los protagonistas, fijo.

Se pueden hacer apuestas sobre el argumento de la futura serie de Woody Allen, pero una cosa está clarísima. Cómo sera la cabecera. Música de jazz y letras blancas sobre fondo negro. Esa es la única apuesta segura mientras Allen rebusca papelitos en su caja.

Más información