El mercado del arte español: estable dentro de la gravedad

Un informe fija en un tímido 3% el crecimiento del sector en 2013

Escultura de Terence Koh expuesta en la feria Arco.
Escultura de Terence Koh expuesta en la feria Arco.Gorka Lejárcegi

La agonía del mercado español de arte contemporáneo ha continuado este año con crudeza. El crecimiento de las ventas en galerías y subastas es tan débil (3%), que hace que España siga siendo el sexto mercado de arte de la Unión Europea, con una cuota del 2%, por detrás de Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y Austria. Los negocios solo aspiran a mantenerse a flote sin entusiasmo; los ricos siguen sin invertir; y el Gobierno sigue considerando que se trata de un lujo para el que lejos de buscar alicientes, como la difunta Ley del Mecenazgo, se le aplican medidas fiscales confusas, ajenas a cualquier estímulo. El único respiro que encuentran las galerías está en las ferias que se celebran fuera de España, especialmente en Latinoamérica.Los desalentadores datos se filtran en la última radiografía realizada por la Fundación Arte y Mecenazgo que impulsa La Caixa a través de un estudio realizado por Clare McAndrew, fundadora de Arts Economist.

El presidente de la Fundación, Leopoldo Rodés, reconoce sentirse decepcionado por no haber prosperado la prometida Ley del Mecenazgo. “Sabemos que la economía no está en su mejor momento, pero soy de los que cree que cuando se reduce la fiscalidad, se recauda más. La cultura no está siendo bien tratada con respecto a otros países. Y no me refiero solo al arte, sino a todo el ámbito en general. Deberíamos ser conscientes de que el arte y la cultura crean riqueza y empleo”. Mercedes Basso, directora de la Fundación, remata asegurando que, lejos de ser estimulante, la regulación que afecta al sector es anacrónica, disuasoria e incoherente.

Clare McAndrew asegura en su estudio que después de la contracción del mercado sufrida hace dos años, ha llegado una incipiente recuperación, aunque lenta y frágil. En 2013, el volumen total de ventas en galerías y casas de subastas del mercado español ascendió a 336 millones de euros. Las ventas subieron un 3%, y registraron el tercer año seguido de crecimiento, aunque débil, desde 2008. A lo largo de la década que concluyó en 2013, las ventas aumentaron un notable 68%, cifra considerablemente inferior al crecimiento global de las ventas de arte y antigüedades (que supera el 155%). Por otro lado, y aunque el mercado global se recuperó relativamente bien del desplome que sufrió en 2009 (su valor ha aumentado casi un 70%, pese a la severa contracción del mercado chino en 2012), la mejora española se tradujo en una subida en las ventas de tan solo el 24% durante el mismo período.

McAndrew, autora del estudio, habla de “recuperación lenta y frágil”

Ese aumento de las ventas, según el estudio, se debió, en parte, al leve incremento del número de obras de mayor valor vendidas en 2013, 325.875 piezas en total. El núcleo fundamental del mercado del arte, formado por 50 casas de subastas y 650 galerías destacadas, vendió 85.680 obras, tan solo un 0,7% más que en 2012.

Respecto a los artistas españoles, McAndrew mantiene que representan dos tercios del total de las operaciones en España, pero en el mercado internacional su presencia es reducida. En 2013 solo ocuparon el 5% de las ventas internacionales. Los cinco artistas españoles más vendidos en subasta (Picasso, Miró, Gris, Dalí y Chillida) representaron el 87% del valor de las ventas, que asciende al 96 % si se consideran los 20 artistas más cotizados. Algunos de los artistas más contemporáneos representan una mayor cuota en términos de valor en España, aunque el porcentaje es inferior al de sus ventas externas.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete
Rodés: “La cultura no está siendo bien tratada con respecto a otros países”

La situación de las galerías tampoco acaba de repuntar. Se calcula que en 2013 vendieron 256 millones de euros. Después de tres años de resultados mediocres entre 2009 y 2011, el mercado mostró un leve repunte en 2012, con un incremento del 18% en las ventas, que, sin embargo, en 2013 solo crecieron un 2% anual. Precisa el informe que, si bien el promedio de ventas efectuadas en galerías aumentó, tal incremento se debió a una serie de ventas importantes en el extremo superior del mercado, ya que en realidad la cifra media que registraron los galeristas consultados cayó.

Esto indica que los resultados del mercado son, hasta cierto punto, dispares, pues los galeristas que operan en los niveles superiores disfrutaron de mejores resultados, similares a los observados en el contexto global en los últimos dos años. En España, más de 2.950 empresas registradas conforman este sector, que incluye galerías (aproximadamente el 40%), marchantes y anticuarios. Si se añaden las pequeñas empresas no registradas que venden obras de arte y antigüedades como parte de su oferta, probablemente el número de entidades sea superior a 4.000.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS