Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÍTICA | Mi vida ahora

El nuevo apocalipsis

La historia está centrada en el microcosmos de un grupo de críos y adolescentes

La actriz Saoirse Ronan en 'Mi vida ahora'. pulsa en la foto
La actriz Saoirse Ronan en 'Mi vida ahora'.

En 1965, Peter Watkins dejó estupefactos a los responsables de la BBC que le habían encargado una película sobre la amenaza nuclear con The war game, mediometraje en formato de falso documental que ni siquiera llegaron a emitir por la presión del temeroso gobierno. Corrían tiempos oscuros, la Guerra Fría amenazaba y la posibilidad del relato, hiperrealista, con un ataque nuclear de la URSS que acababa enfrentando a la propia población entre sí, era muy palpable. Ahora, en 2014, con el Estado Islámico arrancando cabezas, la polémica nuclear iraní y el ébola salido de madre, ver otra película británica como Mi vida ahora,drama apocalíptico con bombas nucleares, aguas envenenadas y contagios, provoca que resuenen los ecos de aquel impacto de Watkins y cala hasta lo más hondo, a pesar de que arranca bastante mejor de lo que termina.

Mi vida ahora

Dirección: Kevin MacDonald.

Intérpretes: Saoirse Ronan, George MacKay, Tom Holland, Harley Bird, Anna Chancellor.

Género: drama. Reino Unido, 2013.

Duración: 101 minutos.

 Kevin MacDonald, cortante realizador de documentales como Touching the void (2003) antes de convertirse en notable director de obras como El último rey de Escocia o La sombra del poder, engrasa la vitalidad de su cámara para centrar su historia en el fascinante microcosmos de un grupo de críos y adolescentes guarecidos en el campo. Ahí, la placidez y el desparpajo juvenil se refugian del fin del mundo con vivaz energía y mientras el grupo permanece unido, la película está en todo lo alto. Sin embargo, con la separación, el periplo de las chicas del último tercio, físico más que moral, rebaja lo conseguido. Aun así, Mi vida ahora nos escupe la desesperación de unos tiempos a la deriva en lo económico, lo político, lo social y lo moral.