Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
cámara oculta

El cine, ese enfermo

Creo que fue Berlanga quien dijo que cuando se empezó a hablar “del audiovisual” comenzó la decadencia del cine. O quizás fuera José Luis Garci, no lo recuerdo bien. En cualquier caso, la frase es brillante.

Ahora, el director José Luis García Sánchez relata con buen humor que cuando el cine español estaba mal del pecho se convocaron las famosas y útiles conversaciones de Salamanca (1955), y que cuando tuvo gripe se organizó un congreso (1978) que dio muy buen resultado. Sin embargo, cuando se le ha diagnosticado cáncer ni siquiera su familia se preocupa por él. No se refiere sólo a las autoridades pertinentes sino incluso a los propios cineastas.

De modo que García Sánchez y Manuel Gutiérrez Aragón han decidido organizar una movida entre los profesionales del gremio bajo el lema provisional Hay que verse, es decir, juntarse y debatir en serio las causas de la enfermedad del cine español para evitar que se convierta en mortal. Han escrito un texto (también provisional) para sensibilizar a los numerosos y muy diversos profesionales del cine, ya que “los que más deben trabajar para arreglar los gravísimos problemas del mundo del espectáculo son los profesionales del mismo”. Y en eso están ambos, esperando respuestas de sus colegas para seguramente organizar otro congreso del cine español que ponga los puntos sobre las íes y encuentre soluciones a la crisis. Pero, ¡ay!, quizá se topen con el escepticismo y la desesperanza que se ha contagiado no sólo entre los cineastas de este país.

Con lo que ya ha llegado el momento de verse, de reunirse, de hablar y de tomar decisiones tajantes, porque los cánceres pueden tener cura, especialmente detectados a tiempo. Si los cineastas tiran la toalla ante la grave situación que se está padeciendo, habrán ganado la batalla quienes con leyes, impuestos y desprecio por la cultura han programado su total desaparición. Quedaría entonces el llorar y crujir de dientes. Y todos a hacer puñetas.