cámara ocultaOpinión
i

Benicio del Toro

Será esta la tercera vez que Benicio del Toro acuda al festival de San Sebastián, y por fin con todos los honores, recibiendo merecidamente el premio Donostia. Su primera visita fue con motivo de la retrospectiva-homenaje dedicada al director Terry Gilliam, cuya última película entonces, la alocada Miedo y asco en Las Vegas (1996), estaba protagonizada por Del Toro y Johnny Depp. Este, por cierto, se presentó en el festival, de sopetón, sin previo aviso y a destiempo, cuando ya se habían marchado todos los demás de la película. La segunda visita de Benicio del Toro, en 2011, fue un tanto humillante. Se celebraba el 60º aniversario del festival y con tal motivo se repartieron nada menos que 6 premios Donostia. Como se presentaba la discutible película de Oliver Stone Salvajes, tanto su director como el actor John Travolta fueron condecorados con sendos Donostia, pero no así Benicio del Toro, igualmente protagonista de la película, que tuvo que limitarse a ser el maestro de ceremonias y entregar humildemente los trofeos a sus amigos. Puestos a dar donostias a diestro y siniestro, por qué no también a Del Toro –que lo merecía más que su compañero de reparto–… Secretos de festivales.

Ahora sí, por fin, este puertorriqueño de nacionalidad española, educado en Estados Unidos, ganador de un oscar, del premio de Cannes y de tantos otros galardones, va a ser reconocido como lo fueron previamente los españoles Fernando Fernán Gómez, Antonio Banderas y Carmen Maura; él será el cuarto en recibir el premio de San Sebastián (o el quinto si recordamos que Paco Rabal fue sorprendido por la muerte antes de recoger el suyo).

Del Toro es de esos tipos que han tenido que batallar muy duro en Hollywod por su condición de latino, pero que con tenacidad y discreción ha ido derribando clichés demostrando a lo largo de casi cincuenta películas una gran talla de actor versátil, en ocasiones dando vida a personajes retorcidos, en otras heroicos, con frecuencia trágicos, y a veces también divertidos. Acabamos de verle en Guardianes de la galaxia, y pronto lo haremos en su primera película española aunque con título inglés, A perfect day, que ha dirigido Fernando León de Aranoa. Y en el festival donostiarra encarnando al narcotraficante colombiano Pablo Escobar, película que clausurará esta edición. Benicio del Toro, “un soñador solitario” como se definió en una entrevista, recibirá por fin su donostiarra aplauso. En buena hora.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50