Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Festival Cannes 2014

Strauss-Kahn denunciará por difamación a Abel Ferrara

El abogado del exdirector del Fondo Monetario Internacional considera normal que la película no sea distribuida en cines, porque "es una mierda"

En la rueda de prensa tras la película, el productor de Welcome to New York sugirió que quizás Dominique Strauss-Khan ya hubiera visto el filme. Lo decía, claro, porque desde su estreno en Cannes el nuevo largometraje de Abel Ferrara sobre la caída en desgracia en 2011 del exdirector del Fondo Monetario Internacional está disponible en Internet en media Europa. Más allá de la broma, parece que DSK no ha visto la película, pero sí lo han hecho sus abogados. Y no les ha gustado nada. Tanto, que hoy se ha dado a conocer que Strauss-Khan quiere denunciar a Ferrara por difamación.

El director, preguntado durante una entrevista con EL PAÍS y otros medios internacionales, a la que ha llegado hablando por el móvil con su abogado, ha explicado que "algo así no habría sucedido en Estados Unidos donde hay libertad de expresión". ¿Y en Francia la hay? “Lo descubriremos”. Después, ha negado conocer "a Dominique Strauss-Khan", aunque acto seguido ha añadido: "No debería pronunciar su nombre. Mis abogados me han aconsejado que no hable del tema".

“Mi cliente me ha dado instrucciones para presentar una demanda por difamación por las insinuaciones que contiene la cinta", ha declarado el abogado de Strauss-Khan, Jean Veil, en la emisora Europe 1. El letrado ha recordado que su cliente “fue declarado inocente muy rápidamente” y que “han pasado tres años de aquellos sucesos”, de ahí que considere la situación “intolerable".

Es una película antisemita y  los que la difunden tienen responsabilidad en el antisemitismo",

dijo el abogado

Lo que Veil no ha rememorado es que mientras el juicio penal contra DSK por agresión sexual acabó en la nada, el procedimiento civil se cerró con una indemnización millonaria por su parte a favor de Nafissatou Diallo, la camarera que le acusó de intentar violarla. Por cierto, el equipo de Welcome to New York, en la rueda de prensa llena de expectación que ofreció hace dos días en Cannes tras la proyección de la película, contó que también los abogados de la productora, Wild Bunch, han visionado el filme. “Por si acaso”, decían. Una eventualidad que se ha vuelto real.

El filme, que mete a Depardieu en la piel de Strauss-Khan aunque le llama “Deveraux”, retrata la insaciable sed sexual del protagonista. Nada más llegar a un hotel de Nueva York le esperan tres prostitutas en su suite, a las que luego sustituyen otras dos. Tras una noche de pasión, la mañana siguiente, Deveraux se abalanza sobre la camarera que acude a limpiar su habitación e intenta abusar de ella.

Según Jean Veil, Strauss-Kahn no ha visto el filme Welcome to New York, pero está "asustado y asqueado" por la repercusión que tuvo su lanzamiento el pasado sábado al margen del Festival de Cannes. A diferencia de su exmujer, Anne Sinclair, que aseguró que no dará a los responsables de la película "el placer" de llevarlos ante los tribunales, Strauss-Kahn dio instrucciones a sus abogados de presentar una denuncia, señaló Veil. El letrado indicó que el filme deja entrever que el exdirector del FMI violó a una empleada del hotel Sofitel de Nueva York el 14 de mayo de 2011, una acusación que la justicia estadounidense acabó por rechazar.

"El fundamento de la denuncia será la difamación y se basará en el conjunto de los extractos sobre la violación y la manera en que Dominique Strauss-Kahn es tratado", señaló el abogado. Veil indicó que "no hay duda" de que la película está basada en la vida de su cliente, como lo demuestran también las entrevistas concedidas por sus responsables. El abogado indicó que su cliente no ha visto el filme "y no lo verá" porque así se lo han aconsejado allegados que lo han visto y que lo consideran "abominable". El exresponsable del FMI no pedirá, sin embargo, la prohibición de la película, porque los procedimientos son demasiado largos.

Próxima estación: 'Pasolini'

Todo el mundo habla estos días de Abel Ferrara por 'Welcome to New York'. Pero el director quiere hablar de otra cosa, de su nuevo proyecto. Pasolini, su filme sobre el cineasta, escritor y poeta italiano, “está terminado y estará en Venecia”. A saber si compitiendo o quizás abriendo el festival.
“Es una fuente de inspiración para mí. Hemos entrevistado a más de 100 personas y ni una ha dicho ni una sola palabra negativa sobre él, sino todo lo contrario”, relató el director. Y, de paso, volvió a la actualidad: “No creo que él me denuncie”.

Veil consideró normal que la película no sea distribuida en cines, pero no por la supuesta censura que alegan sus responsables, sino porque "es una mierda". "Creo que es porque el filme es muy malo y por eso lo han rechazado los dirigentes de Cannes", dijo. Afirmó que su productor, Vincent Maraval, "se ha presentado como un cornudo cinematográfico para tratar de aprovechar el Festival de Cannes haciendo creer que era una película maldita, pero en realidad es como una caca de perro, todo el mundo la rodea para que no se te pegue a la suela".

Veil coincidió con Sinclair en el carácter antisemita de la película. "Es una película antisemita y los actores, e incluso el productor, han tratado de disculparse (...) Pero los que han participado en los diálogos, los que han filmado, los que la han producido y los que la difunden, tienen responsabilidad en el antisemitismo", dijo. Para responder a esta acusación, en su charla con EL PAÍS y otros medios, Ferrara leyó un mail de su montador: “Soy muy judío y en ningún momento me sentí insultado. Sinclair debería mirarse en el espejo y pensar en las verdades de este filme”.

La reacción del abogado de Strauss-Kahn se produce un día después de que Anne Sinclair, en la edición francesa del Huffington Post que dirige, mostrara su "asqueo" por la película y criticara duramente a sus responsables. Welcome to New York, con Gérard Depardieu en el papel de Strauss-Kahn y Jacqueline Bisset en el de Sinclair, fue estrenada el pasado sábado en Cannes, al margen del Festival de Cine que se celebra estos días en la ciudad mediterránea francesa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información