De la pantalla al musical

De 'Eva al desnudo' a 'Hairspray', la lista de adaptaciones de películas a escena es larga

Kelli O'Hara en la adaptación musical de 'Los puentes de Madison'.
Kelli O'Hara en la adaptación musical de 'Los puentes de Madison'.

El musical Strictly Ballroom creado por Baz Luhrmann a partir de su película El amor está en el aire (Strictly Ballroom, 1992) y la adaptación de Balas sobre Broadway de Woody Allen se unen a esa larga lista de producciones que han hecho su traslado de la pantalla a la escena musical. Estas son solo algunas de ellas.

The bridges of Madison County (Los puentes de Madison). Compositor: Jason Robert Brown. Libreto: Marshan Norman. Dirección: Bartlet Sher. 2014.

Trasladar ese tiempo de felicidad y pasión entre un ama de casa de origen italiano y un fotógrafo del National Geographic que en la pantalla dejaba tan buen sabor de boca no resultaba una empresa fácil. Para llevarla a cabo nada mejor que la presencia siempre impecable de una de las grandes divas actuales de la escena de Broadway, Kelli O’Hara, en compañía de Steven Pasquale. Canciones como To build a home merecerían una larga vida en el songbook del musical de Broadway. La obra de momento parece tener sus días contados.

Vídeo promocional de 'The bridges of Madison County' con Kelly O'Hara.

Sweet charity (Las noches de Cabiria). Compositores: Cy Coleman y Dororthy Fields. Libreto: Neil Simon. Dirección y coreografía: Bob Fosse. 1966.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Ni más ni menos que Federico Fellini y sus Noches de Cabiria estuvieron en el origen de esta comedia musical protagonizada por Gwen Verdon. El propio Bob Fosse se encargó de trasladarla a la pantalla y el número musical Big spender entró con matrícula de honor en la historia de las grandes secuencias del musical. Como curiosidad, la versión española, Caridad de noche, tuvo como protagonista a Marujita Diaz en el papel de la benefactora prostituta.

Applause (Eva al desnudo). Compositores: Charles Strouse y Lee Adams. Libreto: Betty Comden y Adolph Green. Dirección y coreografía: Ron Field. 1970.

La comedia dramática creada por Joseph L. Mankiewicz y santificada por Bette Davis resultaba un bocado demasiado apetitoso para dejarlo escapar. Lauren Bacall fue la encargada de hacer cantar a la temperamental Margo Channing sobre esa pista de hielo mágico y resbaladizo que es el mundo del teatro con gusto a Martini Dry. La voz de la señora Bacall entraba por la puerta grande de Broadway entre los acentos vocales más genuinos de la historia del musical.

Secuencia con la canción 'Big spender' en la versión cinematográfica de 'Sweet charity' dirigida por Bob Fosse. 

Sunset Boulevard (El crepúsculo de los dioses). Compositores: Andrew Lloyd Webber y Don Black. Libreto: Christopher Hampton y Don Black. Dirección: Trevor Nunn. 1994.

“Soy grande. Son las películas las que se han hecho pequeñas”, y Glenn Close pronunció la frase que medio siglo atrás había inmortalizado Gloria Swanson. Andrew Lloyd Weber había hecho cantar a Jesucristo y Evita Perón y ahora le tocaba turno a la gran estrella del cine mudo Norma Desmond que el director Billy Wilder había creado entre los fuegos fatuos de Hollywood. A Glenn Close le sirvió como aperitivo para su personaje de Cruella de Vil en 101 dálmatas.

Grey Gardens. Compositores: Scott Frankel y Michael Korie. Libreto: Doug Wright. Dirección: Michael Greif. 2006.

El documental Grey Gardens de los hermanos Maysles —convertido en obra de culto— y que sacó a la superficie la vida singular de una tía y una prima de Jacqueline Kennedy como huéspedes indigentes de una vieja y destartalada mansión de East Hampton acabó subiendo a los escenarios. La traslación recibió todo tipo de elogios dejando las electrizantes y conmovedoras actuaciones de Marie Louise Wilson y Christine Ebersole en el papel de las dos extravagantes damas venidas a menos.

Barbarella. Compositores: David Stewart y Rudy Klausnitzer. Libreto: Rudy Klausnitzer. Dirección y coreografía: Kim Duddy. 2004.

Aunque sus creadores negaron toda inspiración en la película protagonizada por Jane Fonda, resultaba difícil olvidarse de la heroína cinematográfica que realizó el primer striptease espacial. Ni la colaboración del Eurythmics, David Stewart ni su atmosfera camp rememorando The Rocky Horror Show pudo salvar la producción que se estrelló con todos sus tripulantes en su estreno vienés.

Vídeo promocional de 'Catch me if you can', el musical. 

La cage aux folles (La jaula de las locas). Compositor: Jerry Herman. Libreto: Harvey Fierstein. Dirección: Arthur Laurents. Coreografía: Scott Salmon. 1983.

Obra de teatro de éxito y saga cinematográfica, la comedia de Jean Poiret tuvo como creador escénico para su estreno en Broadway al compositor Jerry Herman, autor de clásicos tan esplendorosos como Hello Dolly y Mame. Más allá de su marco homosexual, la comedia musical seguía la tradición de las obras glamurosas de Broadway y los burbujeantes enredos argumentales. Una corte de travestis ocupando el lugar de las chicas Ziegfield.

Catch me if you can (Atrápame si puedes). Compositores: Scott Whitman y Marc Shaiman Libreto: Terrence McNally. Dirección: Jack O’Brien. Coreografía: Jerry Mitchell. 2011.

Steven Spielberg había llevado finalmente a la pantalla las andanzas del estafador Frank Abagnale Jr., que durante varios años llevó de cabeza al mismísimo FBI. La comedia musical, diez años después, recogía esta historia entre un seductor estafador y un aburrido agente del FBI. Atmósfera vintage y temas musicales con sabor a swing, bossa nova, soul o jazz. Tributo musical a la América de los años sesenta que la serie Mad Men acabaría de mitificar.

Far from heaven (Lejos del cielo). Compositores: Scott Frankel y Michael Korie. Libreto: Richard Greenberg. Dirección: Michael Greif. Coreografía: Alex Sanchez. 2013.

El estilizado melodrama de Todd Haynes que rendía tributo al maestro Douglas Sirk (Solo el cielo lo sabe, Imitación a la vida) sirvió de base argumental para la pareja de compositores Frankel y Korie, que ya habían dado pruebas de su talento creativo en el musical Grey gardens. Sobre la escena, la cara B de los jubilosos años Eisenhower: racismo, homofobia, clases sociales. Para los espectadores de platos menos indigestos, siempre hay la opción de Xanadú.

'Once upon a time, with one look', de 'Sunset Boulevard', con Glenn Close. 

Hairspray. Compositores: Marc Shaiman y Scott Whitman. Libreto: Mark O’Donnell & Thomas Meehan. Dirección: Jack O’Brien. Coreografía: Jerry Mitchell. 2002.

Aunque sin la poderosa —e inolvidable— presencia de Divine que había protagonizado el original cinematográfico, la adaptación musical de la película de John Waters acabaría convirtiéndose en uno de los grandes éxitos de Broadway de las últimas décadas. En la banda sonora, todo el espíritu del revival y del pop de los primeros años sesenta cocinado con los mejores ingredientes y sin grandes sorpresas, todo sea dicho de paso.

Illya Darling (Nunca en domingo). Compositores: Manos Hadjidakis y Joe Darion. Dirección y libreto: Joe Dassin. Coreografía: Onna White. 1967.

Primera —y última— incursión de la actriz Melina Mercouri en Broadway a partir de la película que le había lanzado al estrellato en el papel de una vitalista prostituta de El Pireo. Manos Hadjidakis repitió en la parte musical, aunque acabó renegando del proyecto a la vista de las modificaciones que sufrió su partitura. Como nota de exotismo musical señalemos un Medea Tango con oles incluidos a cargo de la actriz y futura ministra de cultura.

A little night music (Sonrisas de una noche de verano). Compositor: Stephen Sondheim. Libreto: Hugh Wheeler. Dirección: Harold Prince. Coreografía: Patricia Birch. 1973.

Stephen Sondheim, después de Company y Follies, continuaba su tarea de abrir nuevos horizontes al género musical. Para su nueva incursión escénica tomaba ni más ni menos que Sonrisas de una noche de verano de Ingmar Bergman como núcleo argumental y dejaba escrito que se podían hermanar a Vicente Minnelli y Marcel Proust. Y que Ravel y Stravinski tampoco estaban tan lejos de Broadway. En el recuerdo, la canción Send in the clowns que no ha dejado de seducir a toda clase de intérpretes desde su estreno.

'Priscilla reina del desierto' en la ceremonia de los Tony. 

Priscilla Queen Of The Desert (Las aventuras de Priscilla reina del desierto) Libreto: Stephan Elliot y Allan Scott. Dirección: Simon Phillips. Coreografía: Ross Coleman. 2011.

La troupe de drag queens australianas acabaría traspasando la pantalla para subirse al escenario y ver cumplido su sueño. Para su aventura teatral, una fórmula conocida y de éxito: el musical jukebox. Ese thermomix donde se mezclan Village People y Burt Bacharach, Madonna y La Traviata. Desde su estreno en Sidney en 2006 no han dejado de pasear sus plataformas y complementos por diversos escenarios del mundo.

Los productores. Compositor: Mel Brooks. Libreto: Mel Brooks y Thomas Mehean. Dirección y coreografía: Susan Stromann. 2001.

Los productores supusieron el debut cinematográfico de Mel Brooks. El director dejaba caer las primeras gotas de ese humor corrosivo —y con bastante sal gruesa— del que haría gala en el futuro. Y la cosa no era para menos: la producción de un musical con Hitler como protagonista. Treinta años despues el propio Brooks le ponía música y letra a la película y lo transformaba en musical de éxito. El creador del Tercer Reich como vedette glamurosa de Broadway.

'Los productores' en la cermonia de los Tony.

Promises promises. Compositores: Burt Bacharach y Hal David. Libreto: Neil Simon. Dirección: Robert Moore. Coreografía: Michael Bennet. 1968.

La pareja más popular de canciones pop de los sesenta, Burt Bacharach y Hal Davis se embarcaron en su primera aventura en Broadway con la experiencia de un autor como Neil Simon. El proyecto que los había reunido tenía como objetivo transformar El apartamento (Billy Wilder, 1960) en comedia musical. El experimento no fue mal de todo, y de paso, canción de éxito: I’ll never fall in love again. Unos años despues otro clásico del Wilder subía a la escena, Sugar, a partir de la película Con faldas y a lo loco.

Silk stockings (Ninotchka). Compositor: Cole Porter. Libreto: George S.Kaufman, L. McGrath y Abe Burrows. Dirección: Cy Feuer y Ernest Martin. Coreografía: Eugene Loring. 1955.

Última incursión en la escena musical de Broadway del creador Cole Porter a partir de la comedia de Ernest Lubitsch Ninotchka, que había protagonizado Greta Garbo. En el papel de la estricta y severa comunista que acabará cayendo rendida ante el decadente mundo occidental, el exotismo de la actriz y cantante alemana Hildergarde Kneff. Porter cerraba una historia de amor con Broadway señalada a lo largo de tres décadas.

Spamalot (Los caballeros de la mesa cuadrada y sus locos seguidores). Compositores: Eric Idle y John Du Prez. Libreto: Eric Idle. Dirección: Mike Nichols. Coreografía: Casey Nicholaw. 2005.

Adaptación musical de la pelicula Monthy Pyton and the Holy Grail con el rey Arturo y el reino de Camelot como territorio para toda clase de atropellos. El grupo Monthy Pyton, además de practicar el sabotaje con uno de los temas más estimados de la cultura anglosajona, hacía su propia inmersión en la comedia musical de Broadway .

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS