Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LAS COLECCIONES DE EL PAÍS

La edad del pavo y el abuelo militar

'15 años y un día', la última película de Gracia Querejeta nominada a siete Goyas, con EL PAÍS del domingo a 9,95 euros

Arón Piper y Tito Valverde, nieto y abuelo en '15 años y un día'. Ampliar foto
Arón Piper y Tito Valverde, nieto y abuelo en '15 años y un día'.

Vivir la adolescencia es difícil. Convivir con ella, aún peor.  Por eso la mamá de Jon (Arón Piper), una Maribel Verdú de nombre Margo, decide que ya tiene bastante y manda a su díscolo quinceañero a vivir con su abuelo, Max (Tito Valverde), antiguo militar que ha vivido la guerra de Bosnia. De esa mezcla explosiva nacerá lo de siempre: la vida, las experiencias que definen el futuro de una persona.

Sobre la vida por el choque entre dos generaciones, y la adolescencia del aquí y ahora, ha querido hablar Gracia Querejeta en su sexta película, 15 años y un día, especial porque hacer cine siempre lo es y porque es la primera que hace sin el amparo de su padre como productor, que falleció el 9 de junio de 2013. EL PAÍS la ofrece este domingo en DVD como la primera de cinco películas clave de los Goya —La herida (2 Goyas), Caníbal (2 Goyas), Las Brujas de Zugarramurdi (8 Goyas) de Álex de la Iglesia y Amor de Michael Haneke, Mejor película europea, completan la lista— al precio de 9,95 euros.

La carrera de la película ha sido de las agridulces. En el lado dulce Querejeta contó con el honor de representar a España en los Oscar de 2013, ganándole la plaza a Alacrán enamorado, de Santiago A. Zannou; La gran familia española, de Daniel Sánchez Arévalo; y Caníbal, de Manuel Martín Cuenca. Dulces también fueron los cuatro premios del Festival de Málaga, incluyendo Mejor película y Mejor guion.

Cartel de '15 años y un día', sexta película de la cineasta Gracia Querejeta.
Cartel de '15 años y un día', sexta película de la cineasta Gracia Querejeta.

En el lado amargo, la recaudación de la película (600.000 euros frente a 3,6 millones de presupuesto); el no estar entre las cinco elegidas para la estatuilla calva y dorada a la Mejor película extranjera; y la decepción de los Goyas: siete nominaciones, ningún cabezón. Duros tragos que empequeñecen con el luto de su padre, del que se acordaba "todos los días", como afirmaba la cineasta el día que se conoció que era la elegida por España para los Oscar.

Seis películas dan para definir una trayectoria, una suerte de obsesiones y temas que se repiten cíclicamente. Los de Querejeta suelen orbitar en torno a la familia. Las tres hermanas —Gloria (Mercedes Sampietro), Ana (Adriana Ozores) y Lidia (Rosa Mariscal)— de Cuando vuelvas a mi lado (1999). El chico (Nilo Mur) en la encrucijada entre la madre perdida (Adriana Ozores) y el padre (Damián Alcázar) recobrado de Héctor (2004). La madre (Maribel Verdú) e hijo (Víctor Valdivia) que intentan sacar adelante el negocio a pique del abuelo enfermo en Siete mesas de billar francés (2007). Y ahora el abuelo soldado y el quinceañero kamikaze de 15 años y un día, que encarnan Valverde y Piper. Una historia que tiene su origen en una mirada, la que Querejeta captó entre su hijo y un grupo de chavales cuando se los cruzaron en la calle: "No hubo ningún incidente grave, no pasó nada, pero vi esa mirada y me asusté”.

Más información