Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

‘La herida’ gana los Premios Forqué

El ministro Wert es abucheado y pitado al final de su discurso en la 19ª edición de los galardones que entregan los productores.

La actriz Marián Álvarez en un fotograma de la película 'La herida'
La actriz Marián Álvarez en un fotograma de la película 'La herida'

La herida, el debut como director de Fernando Franco, ha sido la mejor película española en 2013 para los votantes de los premios Forqué. Sus rivales para el galardón eran Las brujas de Zugarramurdi, de Alex de la Iglesia; 15 años y un día, de Gracia Querejeta;Una pistola en cada mano, de Cesc Gay; La gran familia española, de Daniel Sánchez Arévalo, y El cuerpo, de Oriol Paulo. Los Forqué son los galardones que desde hace 19 años entrega EGEDA, la Entidad de Gestión de Derechos de los Productores Audiovisuales. De todas esas ediciones, en 12 la ganadora de este galardón obtuvo posteriormente el premio a mejor película en los Goya. Koldo Zuazua, productor de la arriesgada y valiente La herida, con mucha la de menor presupuesto de las candidatas, recordó que sus compañeros de producción se ganan la vida con otros trabajos, y que aún así resisten por sacar adelante proyectos como este en los momentos actuales de precariedad.

La presentación del acto, repleto de actuaciones musicales, corrió a cargo de Ana Morgade, que no sacó adelante un guion que en sí no tenía mucha gracia. De todos los galardones, el único que se sabía de antemano era el del homenajeado. Enrique Cerezo, en su discurso como presidente de EGEDA, habló del placer de los premios, y sobre todo, de entregar la Medalla de Oro a Agustín Almodóvar, un galardón que presentó su hermano Pedro, que recordó los años en que el despacho de la productora El Deseo se reducía a lo que cabía en la cartera de Agustín. “La mejor decisión de mi carrera ha sido que mi hermano se encargara de la producción de mis películas”. El cineasta se emocionó recordando los inicios de ambos, en cómo prometió a su padre, tres horas antes de que falleciera, que se haría cargo de él. “Con el tiempo ha cambiado la situación”, explicó el director antes de confesar que Agustín ahora es quien vela por la prosperidad familiar y presentar el video de resumen de la carrera. Tras recordar a sus compañeros de la productora y a su familia, el homenajeado le pidió al ministro de Educación, Cultura y Deportes, José Ignacio Wert, presente en la sala, “un marco legal adecuado y coherente”, que dé seguridad jurídica y financiera, y por supuesto la rebaja del IVA cultural: “Los productores españoles no necesitamos mecenas”. Finalizó recalcando: “Lamentablemente España encabeza la lista de países en piratería. ¡Larga vida al cine!”.

En su propio discurso, Cerezo, que logró reunir en el patio de butacas a la mayor parte de la industria cinematográfica española, también pidió a Wert más implicación del Gobierno en la lucha por sobrevivir del cine español. “Queremos competir en un mercado sin piratería, con las reglas de juego muy claras”, tras reclamar que España “se convierte en un país líder en la protección de derechos”. Insistió en la importancia del idioma español incluso como posibilidad de negocio, y le tendió la mano al ministro para afrontar mejor el futuro. “El cine español da más al Estado de lo que recibe”, dijo para luchar contra la imagen de los productores subvencionados.

Wert, en su discurso, respondió asegurando que incluso en un año duro “ha habido cosas buenas como las reuniones de la mesa del cine, buscando un cine con músculo industrial y valor cultural”. Auguró que en las próximas semanas habrá buenas noticias, y que “el cine español tiene gran futuro”. Sus últimas palabras fueron casi inaudibles por los pitidos y abucheos procedentes desde el público.

Un video recordó que el próximo 5 de abril se entregarán los Premios Platino del cine iberoamericana en Panamá, unos galardones en los que participarán las películas de 21 países y que se otorgarán en nueve categorías.

En el apartado de interpretación masculina Eduard Fernández, por su labor en Todas las mujeres, derrotó a Antonio de la Torre (Caníbal) y a Javier Cámara (Vivir es fácil con los ojos cerrados). Fernández dedicó el premio, después de recordar a sus compañeros de equipo, a su representante Eli Cabrero, repentinamente fallecida la semana pasada.

Marián Álvarez, con La herida, se llevó el galardón de interpretación femenina, por el que competían Nora Navas (Todos queremos lo mejor para ella), y Aura Garrido (Stockholm). Álvarez ya ganó la Concha de Plata en el certamen de San Sebastián, y se convierte así en la máxima favorita para el Goya.

A esta 19ª edición han concurrido 93 largometrajes de ficción, 58 documentales y tan solo 3 largometrajes de animación, estrenados entre el 1 de diciembre de 2012 y el 30 de noviembre de 2013. En la categoría de mejor documental o película de animación ganaron los dibujos de Justin y la espada del valor, de Manuel Sicilia. La argentina El médico alemán (Wakolda), de Lucía Puenzo, se llevó el premio a mejor película iberoamericana. José María Morales, su productor, insistió en ese mercado: “Tenemos que lanzarnos a hacer más películas con América Latina”.