De la web a la tele, de las salas a Hollywood

'Obra 67', una de las películas de la iniciativa #littlesecretfilm para la cadena Calle 13, llega a las salas y podría tener 'remake' americano

Álvaro Pérez y Jacinto Bobo (derecha), en 'Obra 67'.
Álvaro Pérez y Jacinto Bobo (derecha), en 'Obra 67'.

El asunto suena a cuento de hadas. Y por ahora el sueño no se desvanece. La iniciativa #littlesecretfilm, que ha golpeado Internet con su canto de amor al cine, ve cómo una de sus películas podría acabar en Hollywood. Paso a paso. Los fundadores de #littlesecretfilm, una especie de dogma que entre otros mandamientos obligaba a rodar el largo en 12 horas, que el guion lo cofirmaran el director y el equipo artístico, que nadie sacara rédito económico y que las películas se pudieran ver gratuitamente en la Red, llegaron hace meses a un acuerdo con el canal Calle 13 para expandir en televisión su visión: las películas para la televisión tenían que rodarse en 13 horas, el presupuesto sería de 2.000 euros, el equipo no podía tener más de 13 integrantes, las historias deberían circunscribirse a los géneros emitidos por este canal (terror y thrillers), y tras su emisión en la pequeña pantalla y otros formatos de pago (como Yomvi y la misma web de Calle 13) deberían estar disponibles en la Red bajo la licencia Creative Commons.

Así ha sido con casi todas. Salvo Obra 67, de David Sainz, que se emitió el pasado lunes 16 con 17.500 espectadores -la más vista del proyecto-, que ha encontrado su propio camino: las salas de cine gracias a la distribuidora Versus. "Está superando cualquiera de mis expectativas", cuenta Sainz (Las Palmas de Gran Canaria, 1983). El realizador confiesa estar habituado a un método de trabajo "de guerrilla", desde que hace cinco años empezó la webserie Malviviendo: "Solo tuve que cambiar el género, porque lo mío es la comedia". Su Obra 67 es absolutamente sorprendente, y arranca con la charla entre dos colegas, El Chispa y Cristo, (Álvaro Pérez y Jacinto Bobo) a la puerta de una prisión a la espera de que salga, tras 20 años encerrado, el padre del Chispa, El Candela. Cuando sale el progenitor, un veterano y famosísimo ladrón (al que da vida Antonio Dechent), una gran estrella de Hollywood, Mario Cruz ("Un personaje que nos da juego para burlarnos de un tipo de cine, y el que sea salvadoreño también ahonda en muchas otras cosas"), se acerca al trío: quiere hacer una película sobre el exconvicto. A partir de ahí, grandes diálogos, radicales giros de guion, un psycho killer… "Ensayamos una semana, pero cumplimos la norma de #littlesecretfilm de no tener diálogos previos escritos. Álvaro y Jacinto son bestias de la improvisación".

La película se proyectó, con éxito, en un pase previo en el festival de cine europeo de Sevilla. Y también la vio Alejandro Miranda, de Versus Entertainment: "Nosotros ya hemos hecho locuras como coproducir Buried (Enterrado). Empieza a haber un cine distinto y de calidad en Internet que puede saltar a las salas. Obra 67 desde luego lo merece, porque además de su derroche de talento está enfocada justo al público que ahora no entra en los cines: el joven". El 10 de enero, Obra 67 tendrá estreno nacional y más tarde su DVD se venderá por Amazon. "Y sí, está firmada la opción de su versión estadounidense". Para Sainz, esa posibilidad le parece "una pasada". "No sé cómo encajarlo todavía. Yo tengo la suerte de que hago las cosas que quiero. Ahora solo buscamos desde nuestra productora, Different, un poco más de visibilidad". Pues Hollywood sería un inmenso anuncio de neón

Sobre la firma

Gregorio Belinchón

Es redactor de la sección de Cultura, especializado en cine. En el diario trabajó antes en Babelia, El Espectador y Tentaciones. Empezó en radios locales de Madrid, y ha colaborado en diversas publicaciones cinematográficas como Cinemanía o Academia. Es licenciado en Periodismo por la Universidad Complutense y Máster en Relaciones Internacionales.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS