Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grafitero Banksy llega a las calles de Nueva York con una muestra en octubre

El artista anuncia su 'show' 'Better Out Than In' (mejor fuera que dentro) a la vez que nuevas obras en Manhattan

El primer grafiti de Banksy que se puede ver en la muestra de las calles de Nueva York.
El primer grafiti de Banksy que se puede ver en la muestra de las calles de Nueva York.

El artista británico Banksy llega a las calles de Nueva York con sus grafitis. Ayer martes precisamente inauguró el primer trabajo de lo que describió como una exposición en los muros a lo largo y ancho de la ciudad: una pintura de unos muchachos que desobedecen precisamente la prohibición contra los grafitis. Banksy, el seudónimo para el elusivo artista que emergió por primera vez en las paredes de Bristol (Inglaterra) y cuya verdadera identidad aún se desconoce, anunció su show Better Out Than In (mejor fuera que dentro) a la vez que nuevas obras en Manhattan en su página web, en la que advertía: "La calle está en juego". Su primera pieza en Nueva York muestra a dos chicos con gorras, uno de pie sobre la espalda del otro y que alcanza un bote de espray y una indicación que reza: "El grafiti es un crimen".

El lugar exacto en que se encuentra el grafiti no ha sido revelado. Banksy se ha convertido en un artista muy codiciado en la escena del arte contemporáneo, por sus características pinturas realizadas en edificios y que llevan a cabo una crítica social. El artista dirigió y él mismo hizo aparición en el documental nominado al Oscar de 2010 Exit Through the Gift Shop, si bien con su cara oculta y su voz distorsionada.

La página web del artista indicaba que el público puede seguir con una audioguía vía teléfono móvil la exposición en las calles de Nueva York, para poder conseguir más información sobre la muestra. A principios de este año, dos murales pintados con espray —uno de ellos titulado Slave Labour (trabajo de esclavo)—fueron retirados de una casa de subastas, cuando se cuestionó la autoría de los trabajos y cómo los había obtenido la casa. Al final, Slave Labour se vendió en junio en una subasta privada por un millón de euros. El mural The flower girl (la chica de la flor) que se encontró pintado en una pared de una gasolinera de Los Ángeles en 2008 se va a subastar en Beverly Hills en diciembre. Se estima que se recauden entre 150.000 dólares y 300.000 dólares (entre 110.000 euros y 220.000).

Más información