Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS ABIERTA EN EL REAL

“Estamos hablando con Mortier para que no suponga ningún coste para el teatro”

El director general del teatro niega que ahora mismo tengan dos directores artísticos

Dice que Matabosch cobrará menos que su antecesor

El presidente del Patronato del Teatro Real, Gregorio Marañón (izquierda), junto a su director general, Ignacio García-Belenguer, durante la rueda de prensa de hoy. Ampliar foto
El presidente del Patronato del Teatro Real, Gregorio Marañón (izquierda), junto a su director general, Ignacio García-Belenguer, durante la rueda de prensa de hoy. EFE

La cita con el Teatro Real esta mañana consistía en presentar el arranque de temporada. Un curso diseñado al milímetro por Gerard Mortier, que ayer fue destituido por la Comisión Ejecutiva del Real por unas declaraciones a EL PAÍS hace 10 días en las que amenazaba con irse si no se abría un proceso de selección para su sucesor y se atendían sus propuestas. Hoy se trataba de hablar de El Barbero de Sevilla, la obra de Rossini que Emilio Sagi subió a escena en 2005 y cuya reposición servía de arranque a la cuarta temporada del director belga, que se encuentra tratándose un cáncer en una clínica de Alemania. Joan Matabosch, todavía director artístico de Liceo y también nuevo responsable del Real, se encargará de pilotar toda esa programación. Así que se abren tantas incógnitas que todo el mundo quería preguntarle al director general, Ignacio García Belenguer, por esa cuestión.

Mortier todavía no ha sido despedido jurídicamente. O destituido. Su contrato no ha sido resuelto formalmente, digámoslo así. Tampoco se sabe si habrá que indemnizarle con el montante de las tres temporadas que le quedan. No hay acuerdo, que se sepa. Ni siquiera queda claro cuántos directores artísticos tiene ahora el Real. Solamente Joan Matabosch, según su director general. Pero dos, según Mortier y los papeles. Uno de ellos compartido, de momento, con el Liceo. Porque Matabosch estará entre las dos ciudades mientras se le encuentre un sustituto. Pero García Belenguer dice que están negociando con Mortier. “Estamos hablando con él para que esta decisión no suponga ningún coste para el Teatro Real. Reconocemos su trabajo, su trayectoria. Yo personalmente le tengo un especial cariño y tenemos una relación personal excelente (creo que él también). Queremos que pueda seguir colaborando con el teatro., pero sabiendo que el nuevo director artístico es Joan Matabosch”, dijo tras la rueda de prensa.

Mortier no quiere cobrar por un trabajo que no realice. Quiere terminar esta temporada que arranca, gestionar las producciones que ha planificado y venir a Madrid todo lo que le permita el tratamiento que está siguiendo. “Hay que reconocer a Mortier su prestigio, valía, su aportación al Teatro Real. Ha puesto al teatro en el sitio donde está ahora. En ese sentido, pleno agradecimiento a su labor. En su talante está llegar a un acuerdo”. Preguntado sobre si lo normal no hubiera sido negociar con él antes de anunciar a la prensa la decisión (Mortier no conocía la decisión antes de la rueda de prensa de ayer), García Belenguer aseguró que “este proceso se inició hace tres meses, hablando con él y colaborando con él”. Lo que es absolutamente cierto; pero no en los términos en los que se ha llevado a cabo finalmente.

¿Entonces, hay dos directores artísticos o no? “No está despedido jurídicamente, pero no hay dos directores artísticos. Estamos en un momento de transición. Fue criterio de la comisión ejecutiva, que lo decidió unánimemente. El contrato de Matabosch no está firmado, pero ya es el nuevo director artístico”, trató de explicar el director general, que confirmó que de momento no se ha recibido ninguna demanda de Mortier y que confían en que el asunto no termine en los tribunales. “Es una persona que ha estado aquí cuatro años, hemos trabajado muy a gusto…”, insistió. Entonces le preguntaron si todo eso no se había tenido en cuenta a la hora de destituirle. “Son planos diferentes: una cosa es que se valore su reconocimiento. Pero la comisión ejecutiva entiende que es el momento de proceder al relevo del director artístico”. Finalmente, explicó que Matabosch no vinculó su mudanza a Madrid con un aumento de sueldo y que cobrará lo mismo que recibía en el Liceo. Un sueldo, dijo, “menor que el de Mortier”.

Antes de esta cuestión, el director de escena Emilio Sagi y el director musical Tomas Hanus presentaron El Barbero de Sevilla. Título con el que arrancará esta temporada el próximo sábado. Sagi se mostró encantado de “volver a casa” (fue director artístico desde 2001 hasta 2005). “Esta es mi casa, y quiero agradecer a Gerard Mortier haberme regalado este arranque de temporada”.

Más información