Comienza el juicio contra Apple por subir los precios de los ‘e-books’

El Gobierno de EE UU acusa a la empresa de "conspirar para aumentar el importe de los libros electrónicos" junto a cinco editoriales

Comienza el juicio que enfrenta al Gobierno de EE UU  y a Apple en Nueva York.
Comienza el juicio que enfrenta al Gobierno de EE UU y a Apple en Nueva York.KIMIHIRO HOSHINO (AFP)

El juicio que enfrenta a Apple y al Departamento de Justicia de EE UU ha comenzado hoy en Nueva York. El Gobierno de Estados Unidos acusa a la compañía y a cinco editoriales -Simon & Schuster, HarperCollins, Hachette Books, Penguin y Macmillan- de “conspirar para aumentar el precio de venta de los libros electrónicos y de ese modo limitar la competencia en su venta”. Pero finalmente Apple se enfrenta en solitario a las autoridades federales, tras el pacto al que han llegado las editoriales para romper sus acuerdos con la compañía de California y eliminar las prohibiciones de descuentos al por mayor. Los cinco colosos editoriales se comprometieron también a pagar 164 millones de dólares (125 millones de euros) para beneficiar a los consumidores, que fueron los que padecieron la subida de precios.

A pesar de que no hay un comunicado oficial por parte de Apple, Tim Cook, actual presidente de la compañía, aseguró la semana pasada durante la conferencia All Things Digital en California que el juicio es "muy extraño”. “No hemos hecho nada mal. Nos están pidiendo que firmemos algo que ellos dicen que hemos hecho y no ha sido así. Vamos a luchar”, añadió Cook. El juicio llega en un momento en que la empresa de California se encuentra en medio de su baja cotización en bolsa, la erosión de la cuota de mercado de sus productos iPhone e iPad, y las acusaciones por parte del Congreso de EE UU por supuesta evasión de impuestos.

La demanda interpuesta por el Departamento de Justicia en abril de 2012 acusaba a las cinco editoriales y a Apple de conspiración y de "pactar en secreto los precios". La idea, aseguró el Gobierno entonces, era permitir a estas empresas establecer los precios de los e-books en vez de que lo hicieran los proveedores. La motivación de Apple, según las autoridades federales, era actuar contra Amazon, compañía que estableció en 9,99 dólares (7,5 euros) el precio de todos los libros electrónicos, y que le llevó a convertirse en líder del mercado. Precisamente las quejas expresadas por Amazon, que en este momento controla el 60% del mercado de los libros electrónicos, han incitado la investigación, según The New York Times.

En el texto de la denuncia, la compañía creadora del iPhone es presentada como “el maestro de ceremonias” de la conspiración. El Departamento de Justicia alegó que cuando Apple entró en el negocio de los libros electrónicos en 2010, justo al mismo tiempo que presentaba su iPad, “quiso presionar a Amazon para que subiera los precios”. El Gobierno de EE UU aseguró que Jobs persuadió a las editoriales para que acordaran instaurar sus propios precios, lo que le daba a Apple un 30% sobre los ingresos de las ventas en su tienda, pasando del sistema al por mayor presentado por Amazon a un sistema minorista. El resultado fue un aumento del precio hasta 12,99 dólares o 14,99 dólares para la mayoría de los e-books. “Los precios más altos que han pagado los consumidores son la consecuencia directa de la conspiración promovida por Apple”, aseguró el Departamento de Justicia.

Apple rechazó la acusación de “conspiración” y aseguró que las negociaciones con las cinco editoriales fueron “difíciles y polémicas”. Además, detalló que había tenido conversaciones con otras empresas, lo que definió “como una táctica de negociación normal”. El cofundador de Apple, Steve Jobs, le dijo a su biógrafo a este respecto: "Les dijimos a los editores: 'Vamos a ir a la agencia donde se establece el precio y tenemos nuestro 30%, y sí, el cliente paga un poco más, pero eso es lo que usted quiere de todos modos". El Departamento de Justicia dijo que Apple proporcionaba garantías a los editores para que sus rivales se unieran, según Reuters.

El contrato de Apple con la editorial incluía también la cláusula de "naciones más favorecidas", que compromete a las editoriales a no vender a otros proveedores los libros a un precio más bajo y, si lo hacen, los editores tendrán que convenir dicho precio con la compañía de Jobs, lo que llevó a subirlos y perjudicó principalmente a los consumidores, según las autoridades federales. Si el Gobierno gana este caso significaría que el tribunal considera que estas cláusulas son más un perjuicio para la competencia que una ayuda.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

El juicio, presidido por la magistrada Denise Cote, del Tribunal Federal de Manhattan, va a contar con los testimonios de los directores ejecutivos de las editoriales, aunque el testigo estrella es en realidad Steve Jobs, pese a que el fundador de Apple falleció en octubre de 2011. El Gobierno defiende que una de las pruebas fundamentales es un correo electrónico de Jobs a James Murdoch, ejecutivo de News Corporation, propietaria de Harper Collins.

Para el Departamento de Justicia, muchos de sus objetivos se han logrado gracias a los acuerdos con las editoriales, que levantaron las restricciones a los descuentos y promociones de los minoristas de libros electrónicos. Esos acuerdos ya han bajado los precios para los consumidores, según el Departamento. Lo que están buscando las autoridades federales es una orden de bloqueo para Apple de incurrir en una conducta similar en el futuro.

Sobre la firma

Carolina García

La coordinadora y redactora de Mamas & Papas está especializada en temas de crianza, salud y psicología, y ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Es autora de 'Más amor y menos química' (Aguilar) y 'Sesenta y tantos' (Ediciones CEAC). Es licenciada en Psicología, Máster en Psicooncología y Máster en Periodismo de EL PAÍS.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS