Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÍTICA: 'Un amigo para Frank'

Afecto artificial

El filme no adopta un tono oscuro y problemático ni facilita el acceso a la vida interior de su robótico coprotagonista

A partir del relato Los superjuguetes duran todo el verano de Brian Aldiss, Steven Spielberg, en la profundamente maltratada e incomprendida A.I. Inteligencia Artificial (2001), ahondó en la insoportable levedad de ser una identidad sintética en un futuro poblado por una humanidad necesitada de prótesis emocionales. Un amigo para Frank, primer largometraje de Jake Schreier, no adopta un tono tan oscuro y problemático como la película de Spielberg y tampoco facilita acceso a la vida interior de su robótico coprotagonista —que no está programado para sentir, ni, por tanto, para sufrir—, pero su descripción de un futuro a la vuelta de la esquina, donde las máquinas suplen las carencias afectivas humanas, parece el esbozo, más o menos amable, de la distopía propuesta en A.I.

Un amigo para Frank recuerda el tono de esa ciencia ficción humanista que con tanta elegancia practicó Ray Bradbury y que Rod Serling supo canalizar tan bien en series como The Twilight Zone. Frank (Frank Langella) es un anciano víctima del alzhéimer al que uno de sus hijos (James Mardsen) regala un mayordomo androide para que vele por él. El punto de partida se guarda varios secretos en la recámara que el guion del también debutante Christopher D. Ford va desvelando con un estratégico sentido de la progresión dramática. El primero de esos secretos tiene que ver con la identidad profesional del anciano y transforma la película en un irresistible thriller en miniatura. El último secreto, quizá discutible en su mecánica, acaba intensificando la potencia dramática del desenlace.

Schreier maneja su delicado material con inteligencia y humor —sensacional el diálogo entre robots en la fiesta—, aunque no siempre controla el tono de sus apuntes satíricos: el retrato de la hija concienciada es extraordinario, pero la mirada sobre el entorno snob de Los Ángeles sucumbe al trazo grueso.

UN AMIGO PARA FRANK

UN AMIGO PARA FRANK

Dirección: Jake Schreier. Intérpretes: Frank Langella, Susan Sarandon, James Marsden, Liv Tyler, Peter Sarsgaard. Género: Ciencia ficción. Estados Unidos, 2012. Duración: 89 minutos.