Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
OPINIÓN

Donde las ideas se materializan

Más de cuatro décadas de escritura poética han hecho justamente merecedor a Nuno Júdice del XXII Premio Reina Sofía de Poesía, siendo el segundo portugués en recibirlo tras Sophia de Mello Breyner Andresen, y junto con João Cabral de Melo Neto, el tercero en lengua portuguesa. Su poesía, surgida en los años setenta del siglo XX, al mismo tiempo que en España tomaba carta de naturaleza la generación de los novísimos, revela ya una de sus preocupaciones, la de reflexionar sobre la propia escritura, sobre el lenguaje y sobre sus referentes imaginarios, la “vida textual” al lado de la vida real, tal y como Rui Diniz, poeta también de su generación, dejó claro: “El arte (…) pone hoy los problemas de su teoría en el propio acto de su invención”. Sus poemas crecen gracias al desarrollo dramático de un lenguaje que explora con eficacia la realidad y sus signos, encontrando un equilibrio necesario entre la subjetividad creadora y la objetividad y materialidad de la escritura. Una experiencia de realidad y de lenguaje que, apoyada en la imaginación, va más allá de “las realidades de un mundo aparente” para así alcanzar a comprender “todo lo invisible que hay en la creación”. Sus poemas son cuerpos en los que se materializan las ideas y los sentimientos y, parafraseando uno de los textos de su libro Líneas de agua, el lector los sobrevuela como un ave que espera la ocasión para capturar a su presa, buscando la imagen que le permita asir el poema y, como hacen los coleccionistas de mariposas, extender sus alas dejando que la belleza nazca de su simetría perfecta, como si una flor dúplice pudiera vivir eternamente. Es la serenidad de quien es capaz de relatar y criticar con lucidez el mundo, de meditar y hacer posible el sentimiento, de cartografiar las emociones, de quien tiene el poder de mostrar la geometría variable de las cosas más simples y eternas, creando para nosotros una guía básica de la existencia cotidiana. Nuno Júdice es, sin la menor duda, el poeta más representativo de la literatura portuguesa actual y una de las más indiscutibles personalidades poéticas europeas, marca y guía de generaciones de poetas y voz de la modernidad en lengua portuguesa. Un premio que recompensa, con creces, a quien ha podido con su escritura dar nombre a lo que no lo tiene, y salvar así los gestos y los signos del mundo que vivimos.

Más información