Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El ‘otro’ cine español, al asalto de Nueva York

Arranca en la ciudad el festival itinerante CineArt Spain

En cada barrio se proyecta un filme según el ambiente del vecindario

Un fotograma de 'Color perro que huye', de Andrés Duque.
Un fotograma de 'Color perro que huye', de Andrés Duque.

De Queens al local más pequeño de Williamsburg en Brooklyn, pasando por el MoMA o el Lincoln Center de Manhattan. Eso es CineArt Spain, un recorrido por las salas más dinámicas de los barrios neoyorquinos viendo algunos de los últimos y más variados títulos del cine español. Una iniciativa organizada por Pragda, institución cultural dedicada a distribuir y difundir las películas españolas en EE UU desde 2005, que se inaugura hoy en el First Look Film Festival del Museum of the Moving Image de Queens con Arraianos,de Eloy Enciso.

Hace un año, Marta Sánchez, fundadora de Pragda, y su equipo buscaban una nueva forma de estrenar películas españolas en Nueva York, la ciudad desde la que trabajan, y pensando en unir y amplificar dos tendencias cinematográficas se les ocurrió este tour cultural. “Por un lado, nos dimos cuenta de que en los últimos tres años han surgido muchas salas pequeñas en la ciudad, un movimiento de cine más underground que busca su propia programación, su propia identidad, su público”, cuenta Sánchez en su oficina en el barrio de Dumbo. “Al mismo tiempo está muy claro que el tipo de cine que se hace ahora en España es cada vez más versátil y variado, pero normalmente no tiene espacio en una distribución tradicional”. Eloy Enciso, que hoy en Queens presenta Arraianos, coincide con la directora de CineArt Spain: “El cine hecho en España es hoy día más diverso que nunca en temas, estilos y formas, pero no así las iniciativas de difusión, que en general están pensadas para películas asociadas con actores de moda o ciertos clichés de lo que ya se identifica con lo español”. Sin embargo, un circuito alternativo de exhibición tan activo como el neoyorquino permite dar visibilidad a un cine denominado últimamente como invisible, entre el que se encuentra el propio Enciso.

Pedro Almodóvar, Penélope Cruz, Javier Bardem, desde hace poco el cine de terror… siguen siendo esos clichés de los que hablan, extendidos aún por EE UU y contra los que lucha Pragda para difundir otra imagen del cine español desde sus festivales por salas del país (New Spanish Cinema) o por universidades (Spanish Film Club). Y ahora durante 2013 por Nueva York. “Esta es una ciudad única. Aquí se puede ver todo el cine que quieras, más que en cualquier lugar del mundo”, dice Sánchez. El trabajo a lo largo de este año de preparación de CineArt Spain consistió en “coger un mapa para estar en las zonas más atractivas de la ciudad, elegir las salas más interesantes y pensar en las películas españolas que más se adaptaran a su público”.

Los primeros seis meses de CineArt Spain ya están cerrados. Después de Arraianos, el 20 de febrero Andrés Duque presentará Color perro que huye en el 92Y Tribeca Center; en marzo el tour pasará por el prestigioso New York Disabilities Film Festival (festival de cine sobre discapacidades) con Seis puntos sobre Emma, de Roberto Pérez Toledo. En abril, se verá Gypsy Davy, de Rachel Leah Jones, en el Centro Judío de Manhattan. “Es la única película no española, pero de contenido muy español. Queríamos estar en este centro porque arrastra a mucho público y necesitábamos una película con temática judía”. En mayo, Nueva York celebra la independencia de México y por eso Pragda estrenará en la Casa Mezcal La maleta mexicana, el documental sobre las fotos perdidas de Robert Capa. Y en junio en el Spectacle Theater de Williamsburg se podrá ver Madrid, 1987, de David Trueba. “Aunque se estrenó en un cine en Nueva York, la recuperamos para esta pequeña sala, llena de hipsters y modernos, porque creemos que es su película ideal”. La gira cultural seguirá por el Festival de los Rooftops (Azoteas), el Museo de Arte Contemporáneo y su cita habitual de diciembre en el Lincoln Center. “Tenemos buenas previsiones, si va bien y conseguimos financiación repetiremos en 2014”, remata Sánchez.