Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Real sustituye ‘La flauta mágica’ de la Filarmónica por la ‘Novena’ de Beethoven

La retirada de la aportación del Ayuntamiento, de un tercio del presupuesto, obliga a cancelar la representación de la ópera de Mozart

"El IVA nos mata", dice Mortier a propósito de la caída en la venta de entradas

Simon Rattle, al frente de la Filarmónica de Berlín, en la actuación que realizaron en el Teatro Real en 2011.
Simon Rattle, al frente de la Filarmónica de Berlín, en la actuación que realizaron en el Teatro Real en 2011.

El Teatro Real ha comunicado esta mañana que cancela las tres representaciones que tenía programadas con la Filarmónica de Berlín de La flauta mágica. La retirada de la aportación que hacía el Ayuntamiento de Madrid, de algo más de 500.000 euros, no permite seguir adelante con el proyecto. A cambio, y aprovechando que la orquesta berlinesa estará en Madrid esos días y para no perder dinero por la cancelación del contrato, se realizarán tres conciertos de la Novena Sinfonía de Beethoven. “Son decisiones tomadas bajo el ejercicio de la responsabilidad. Es una decisión meditada conjuntamente después de muchas valoraciones”, ha explicado Ignacio García-Belenguer. Los conciertos se celebrarán los días 26, 27 y 28 de junio, con la participación de los solistas de La flauta mágica, Camila Tilling, Nathalie Stutzmann, Joseph Kaiser y Dmitry Ivaschenko, y serán retransmitidos a través de pantallas fuera del teatro.

“Después de un año de negociaciones con el festival de Salzburgo y la Filarmónica de Berlín hicimos el plan de tres años de estos espectáculos. Desde que supimos que no teníamos dinero suficiente, cancelamos las otras dos: Carmen y Parsifal. Pero esperábamos salvar La flauta mágica”, ha explicado el director artístico del Real, Gerard Mortier. No ha sido posible. La producción costaba 1,5 millones de euros; ahora, con los tres conciertos el presupuesto disminuirá un 50%. Todos los abonados con butaca podrán venir a ver alguna de las tres funciones. Los músicos de la Filarmónica de Berlín están estudiando dar algunas clases durante el tiempo que estén en Madrid, ha explicado el director artístico.

“Tenemos un contrato con el festival de Salzburgo, así que presentaremos esta producción de La flauta mágica. Esperemos que sea antes de que me vaya en 2016”, ha deslizado Mortier a propósito de este título y de su propia continuidad al frente del teatro. “La producción de Parsifal (que debía haber hecho la Filarmónica de Berlín) está programada ya con la dirección de Semyon Bychkov y la orquesta del Real en marzo-abril de 2016 y Salzburgo ha aceptado no cobrar por Carmen”, ha añadido respecto al resto de títulos que la orquesta alemana debía interpretar. Según Mortier, en el futuro el Real no necesitará invitar a orquestas de fuera porque la calidad de la formación residente y del coro tienen ya un nivel internacional. En la misma línea, una de las tres temporadas en las que Riccardo Muti debía recalar en el Real (2013-14) ha quedado también pendiente de aprobarse.

García Belenguer y Mortier se han referido también a la caída de ingresos y de público y lo han achacado principalmente a la subida del IVA: “Su incremento ha llevado a su máximo exponente el precio de las entradas, y se nota que la demanda tiene su límite. Cuesta vender, sobre todo las de una posición económica más alta, las de 200 euros… y eso genera una sensación de que el teatro no tiene un aforo completo”, ha dicho el director general.

Mortier, que se ha sentado recientemente a hablar de este tema con el secretario de Estado de Cultura, José María Lassalle, lo ha expresado en términos más dramáticos. “Nuestro problema ahora es el IVA. Hay un gran interés en Europa para coproducir con nosotros. Pero el IVA nos mata. Se están pagando precios del festival del Salzburgo. Pero en realidad afecta a todos los espectáculos, todo se vende peor: también El Rey León. El IVA es el gran problema. La gente quiere venir al teatro, pero no tiene dinero. Nos gustaría hablar con Hacienda para buscar soluciones. No es solo el dinero, es algo para el país, para recuperar el ánimo".