Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
'TOTAL RECALL'

Aventuras taciturnas

Frente a la efervescencia juvenil, la falta de pretensiones, la ironía de la peli original de Verhoeven, a ahora se nos presenta una película más grandilocuente, que se toma demasiado en serio

Aventuras taciturnas

Han pasado solo diez minutos y, aun ocurriendo exactamente las mismas cosas, ya se ve de forma meridiana cuán distintas, con acercamientos de tono radicalmente opuestos, son esta Total recall, en versión 2012, dirigida por Len Wiseman, y la película original, aquella Desafío total pergeñada por Paul Verhoeven en 1990.

 Y cada una, desde luego, producto inequívoco de su tiempo. Frente a la efervescencia juvenil, la falta de pretensiones, la ironía y la autoconsciencia de producto descacharrante, a pesar de envolver un relato mucho más complejo de lo que parece a primera vista, ahora se nos presenta una película más grandilocuente, que quizá se tome demasiado en serio a sí misma, carente de sentido del humor y rodeada de esa angustia tan habitual en las superproducciones de acción, ciencia-ficción y fantasía de estos últimos años. Impecable en su empaque visual, por supuesto, pero sin hallazgos. Casi exactas de principio a fin en sus acciones y diálogos, y sin embargo tan opuestas.

El juego de identidades y las ansias de aventura inmersos en una personalidad apagada, aburrida y cargada de monotonía, implícitos en el sensacional cuento de Philip K. Dick inspirador de ambas películas, Podemos recordarlo todo por usted al por mayor, parecen mucho más presentes en el trabajo de Verhoeven. Aquí, a pesar de que Colin Farrell encaja mucho mejor en el personaje que Arnold Schwarzenegger (en físico y, por supuesto, interpretativamente), ese espíritu lúdico del cine de los ochenta que aún coleaba en 1990 se ve empequeñecido por una ingente cantidad de gestos torcidos. De modo que, puestos a diferenciar tonalidades, llama la atención que, además de fundir dos personajes en uno con el rol de Kate Beckinsale (antes Sharon Stone), lo poco que se ha decidido jubilar en el remake sean las explosiones de extravagancia que más se alojaban en el recuerdo: el prostíbulo, enana incluida, el monstruo alojado en la barriga del líder de la resistencia, la transformación de la señora gorda en la cola de seguridad… Total recall se conforma así como el enésimo miembro de esa taciturna familia cinematográfica comandada por los batmans de Christopher Nolan.

Total recall

Dirección: Len Wiseman.

Intérpretes: Colin Farrell, Kate Beckinsale, Jessica Biel, Bryan Cranston, Bill Nighy.

Género: ciencia-ficción. EE UU, 2012.

Duración: 118 minutos.