CRÍTICA DE 'LAS AVENTURAS DE TADEO JONES'
Opinión
Texto en el que el autor aboga por ideas y saca conclusiones basadas en su interpretación de hechos y datos

España se anima

Estamos ante un salto, pero aún no ante el definitivo. Quizá sí en lo comercial, no en lo artístico

Las apariencias engañan. Comienza Las aventuras de Tadeo Jones, nueva apuesta internacional de la animación española, y hay sensación de película grande. La técnica, el colorido, el diseño de los personajes, su movimiento, todo indica que estamos ante el gran salto. Y estamos ante un salto, pero aún no ante el definitivo. Quizá sí en lo comercial, no en lo artístico, en lo expositivo. Acaba la secuencia inicial y pronto nos caemos del guindo al comprobar que su esencia, su concepto narrativo y humorístico, está sacado de otra secuencia de arranque: la de Toy story 3.

Y así ocurre durante casi toda la película, impecable en el apartado técnico; brillante, incluso. Sin embargo, siempre hay un detalle (casi en todo momento de guion) que acaba bajando los humos: un chistecillo de andar por casa, al borde del sonrojo; el hecho de que el personaje principal sea tan deudor de Indiana Jones; la estructura narrativa, calcada de la saga de Steven Spielberg; el nombre de la empresa que paga a los malvados piratas: ¡Odisseus!, una oda a la sutileza. Las aventuras de Tadeo Jones está demasiado pendiente del pasado y del más inmediato presente, ese que pronto se habrá quedado antiguo, y muy poco del futuro. A lo que se unen un par de detalles menores, pero nunca pasajeros: primero, la difícil justificación del diseño del escote de la camiseta (y lo que va dentro) de la chica protagonista, una arqueóloga con los labios eternamente pintados de rojo pasión; y segundo, el hecho de que el único lugareño andino que sale en la película hable y se comporte según el estereotipo del gitano español.

Pero, seamos justos, en su tercera aproximación al personaje tras dos cortos en 2006 y 2007, ambos galardonados con el Goya en su categoría, el vallisoletano Enrique Gato demuestra un implacable poderío visual que convierte su película en un producto impensable hace poco dentro de la industria española, y en una poderosa apuesta comercial internacional. Aunque, como ya le ocurría a Planeta 51, demasiado pendiente del reciclaje, en lugar de apostar por la originalidad.

LAS AVENTURAS DE TADEO JONES

Dirección: Enrique Gato.

Voces: Óscar Barberán, José Mota, Michelle Jenner, José Corbacho.

Género: aventuras. España, 2012.

Duración: 85 minutos.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Sobre la firma

Javier Ocaña

Crítico de cine de EL PAÍS desde 2003. Profesor de cine para la Junta de Colegios Mayores de Madrid. Colaborador de 'Hoy por hoy', en la SER y de 'Historia de nuestro cine', en La2 de TVE. Autor de 'De Blancanieves a Kurosawa: La aventura de ver cine con los hijos'. Una vida disfrutando de las películas; media vida intentando desentrañar su arte.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS