Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El mundo editorial combate la crisis en la Feria del Libro de Nueva York

La Gran Manzana recibe durante tres días en el Centro de Convenciones Jacobs Javits a más de 20.000 editores, escritores, agentes y lectores

Interior del Centro de Convenciones Jacobs Javits en Nueva York durante la Feria del Libro 2012
Interior del Centro de Convenciones Jacobs Javits en Nueva York durante la Feria del Libro 2012

La semana pasada la protagonista en la Gran Manzana fue la Feria del Libro de Nueva York (BookExpo América, BEA, por sus siglas en inglés), la cita más importante en Estados Unidos y la segunda a nivel internacional del sector editorial. Durante tres días, cerca de 20.000 editores, publicistas, autores, agentes y lectores llenaron el Centro de Convenciones Jacob Javits para compartir, firmar, descubrir y publicitar las novedades de este 2012. En un entorno abarrotado de grandes carteles publicitarios y de los rumores constantes sobre quiénes triunfarían en esta edición, la muestra, normalmente dirigida tan solo a miembros del sector, en esta ocasión, abrió sus puertas al ciudadano de a pie.

Esta es la tercera edición consecutiva en la ciudad de Nueva York. Tal vez, uno de los cambios más relevantes de este año fue la posibilidad de poder seguir por primera vez en directo y por Internet la semana del libro neoyorquina desde el sillón de casa. Entre los oradores más destacados estuvieron Stephen Colbert, Micheal Chadon, Zadie Smith o Jimmy Fallon.

La BEA, es una exposición que abraza toda la actividad literaria y enseña al mundo las nuevas tendencias de los libros, autores y publicaciones”

Parece que la crisis de las editoriales, de la venta de libros, eBooks o cómics no ha traspasado las fronteras de Nueva York, por lo menos por algunos días. Este año la feria contó con 1.567 stands, cincuenta más que el pasado. “La BEA, es una exposición que abraza toda la actividad literaria y enseña al mundo las nuevas tendencias de los libros, autores y publicaciones”, explica la organización en su página web.

La gran protagonista de la Feria del Libro fue la literatura rusa. El acontecimiento más reseñable fue la visita de Natalia Solzhenitsyn, viuda del Nobel de Literatura de 1970 Aleksandr Solzhenitsyn, que desveló escritos inéditos de su marido. Además, más de 25 escritores contemporáneos rusos visitaron el Centro de Convenciones Jacobs Javits. Entre ellos, Dmitry Bykov (Los amortizados, Premio Caracol de Bronce en 2009), Sergei Lukyanenko (Spectrum) o Vladimir Makanin (Él y ella, 1987).

La literatura española también estuvo representada en esta Feria

El martes 5 de junio, el primer día oficial de la muestra, las grandes exclusivas no se hicieron esperar. Sony presentó su Wonderbook (libro maravilloso, por su traducción en español), plataforma de realidad virtual que está diseñada para transformar los libros de papel en digital, con un gran estreno de El libro de encantamientos escrito por J. K. Rowling que relata nuevas aventuras de Harry Potter, según explicó la web TGDaily. Aunque este anuncio se hizo a 3.000 kilómetros de distancia en la ciudad de Los Ángeles, se pudo ver en directo en la Feria del Libro.

La literatura española también estuvo representada. Unas 22 empresas editoriales, encabezada por la Federación de Gremios de Editores de España (FGEE) y el Instituto Español de Comercio Exterior (ICEX), anunciaron sus novedades dentro del pabellón español, que contó con una superficie de 150 metros cuadrados, con el fin de ampliar los lazos comerciales y la presencia de la edición española en el mercado estadounidense.

El mundo editorial combate la crisis en la Feria del Libro de Nueva York

Sony presentó su Wonderbook. ¿Libro o vídeojuego?

Los nuevos formatos se entremezclaron con los nuevos candidatos a bestseller. Los protagonistas fueron los e-books, para muchos los responsables directos de la resurrección de este sector. Amazon tras adquirir la editorial Avalon de más de 62 años de historia llegó a la feria con 3.000 títulos en su poder que se han impreso bajo el sello del gigante digital, según explicó el diario The New York Times. Aunque no todo fueron buenas noticias para Amazon, el lunes pasado unos 8.500 miembros del Sindicato de Autores emitieron un comunicado calificando a esta empresa de “monopolista”.

Música y libros, protagonistas de la  Feria del Libro de Nueva York

El miércoles, el Centro de Convenciones Jacob Javits parecía más un concierto de rock que una Feria del Libro. Los músicos Neil Young –cuyo libro de memorias Waging Heavy Peace sale el próximo mes de Octubre- y Patty Smith –ganadora del Premio Nacional del Libro 2010 por su autobiografía Just Kids- estuvieron en el recinto. Ambos llegaron al escenario al mediodía ante la mirada atenta de 1.100 libreros para disfrutar de un rato de literatura y música. Discutieron de todo, de sus libros, de sus sueños, del impacto de la tecnología en sus trabajos artísticos, de la vida misma e incluso del amor de ambos por los trenes, según explicó el diario de The New York Times. Siguiendo en el mundo de la música, Dolly Parton llegó a la muestra con un nuevo libro debajo del brazo, llamado Sueña más. Novela que estará a la venta en EE UU el próximo noviembre.

Los niños también tuvieron su espacio en la BEA. Un desayuno dedicado a los más pequeños y no tanto, en el que el anfitrión fue el actor de Glee, Chris Colfer, acogió charlas de escritores e ilustradores de literatura infantil. John Green, autor de Looking in Alaska y que cuenta con un blog en Youtube, fue uno de los oradores. “Sí, Internet es divertido", dijo, "pero la lectura es un acto de inmersión que exige atención y a través de ella se aprende”. Otra de las participantes fue Kadir Nelson, ilustradora y ganadora del premio African-American Artist. La artista habló de lo dificultoso que fue para ella ilustrar el libro sobre Martin Luther King, I Have a Dream. Además del desayuno, hubo una muestra de literatura digital infantil.

Dos librerías recibieron el Premio de la WNBA Pannell, otorgado anualmente desde 1983 por la Asociación de Mujeres Nacional del Libro a quienes consiguen unir la pasión por la lectura y atraer a lectores jóvenes. Los ganadores de este año fueron la tienda Beak Book en Oak Park (Michigan), en la categoría de librería general y Monkey See en Clarence (Nueva York) en la categoría de especialista en literatura infantil.

Los lectores se adentran en el Centro de Convenciones Jacobs Javits

Luego de tres días de feria algunos de los visitantes argumentaron que se vieron durante la muestra más vendedores que compradores, según informó el diario The Atlantic Wire. Aunque las casetas parecían estar más llenas de gente que de libros, los participantes asiduos a la feria aseguraron que se “echó de menos la presencia de grandes personalidades paseando por el recinto como Myke Tyson o el Secretario de Defensa”, según declaró Leonard Marcus, historiador de libros para niños, autor y crítico, al mismo diario.

El mundo editorial combate la crisis en la Feria del Libro de Nueva York

Los lectores hacen cola para que sus autores favoritos les dediquen su libro. BEA 2012

Por primera vez en su historia, la BEA abrió el jueves sus puertas a un selecto grupo de lectores: “Hoy tendrás más diversión que la que nunca imaginaste y saldrás de aquí con una gran cantidad de ejemplares”, anunció la organización en su página web. Las entradas costaban 45 dólares (unos 35 euros) pero todos los participantes recibieron a la entrada libros y otros productos de mercadotecnia.

La última jornada comenzó con un desayuno en el que estuvieron presentes Kirstie Alley, maestra de ceremonias, y que contó con las colaboraciones de los escritores Michael Chabon, Zadie Smith y Jimmy Fallon. Entre las firmas del último día, la más concurrida fue la de la autora Mary Higgins Clark -escritora del bestseller Los años pérdidos. Además, la muestra contó con la visita de Justin Harper, una de las citas más esperabas para los seguidores de Twitter. Harper es el creador del perfil en esta red social @shitmydadsays (la mierda que dice mi padre) y del libro de mismo nombre y de cuyo argumento se ha hecho una serie de televisión en la que además es productor.