Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El músico que le pide canciones al olmo

El músico italiano Diego Stocco utiliza elementos naturales como un árbol para hacer música

Participará en el próximo festival Vimeo para explicar sus técnicas de sonido

El músico Diego Stocco haciendo música con un árbol
El músico Diego Stocco haciendo música con un árbol

El proceloso mundo de los vídeos virales se ha convertido ya en algo democrático. Tanto que no hace falta ser un niño obeso alemán que le grita a la pantalla de su ordenador y termina por incrustarle el teclado al monitor para generar algo que tenga un éxito contagioso en la web. Uno de los últimos ejemplos es el de un músico italiano Diego Stocco tan especialista en este tipo de clips que casi los ha convertido en un género, pero un género en cierto modo hermoso. Una de sus últimas ocurrencias ha sido ponerle banda sonora al desastre de Chernóbil, pero antes de eso, para celebrar el día de la Tierra, el pasado mes de abril, tuvo la ocurrencia de hacer música, entre otras cosas con un árbol.

Stocco nació en Rovigo en 1976 y, según cuenta en su biografía, descubrió el mundo de la música cuando tenía seis años y sus padres le regalaron su primer sintetizador “con la esperanza de lograr que el niño se calmara” (sic). Finalmente se convirtió en compositor, músico y diseñador de sonidos. Es famoso por crear unas eclécticas composiciones con instrumentos inventados, elementos de la naturaleza y técnicas de grabación experimentales. También es conocido por ponerle música a videojuegos como Sherlock Holmes y Assasin’s, así como apariciones estelares en las bandas sonoras de películas como 2012, Transformes y Tron: Legacy, entre otras.

Durante la próxima edición del Festival de Cine Vimeo, vía Internet, los próximos días 8 y 9 de junio en Nueva York, Stocco ha sido invitado a presentar la mezcla 7.1 surround de este trabajo durante un taller especializado en diseño musical. En su página web se puede acceder al resto de sus trabajos en los que utiliza elementos como la arena, el cristal e incluso una secadora.