Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRÍTICA: 'SEIS PUNTOS SOBRE EMMA'

Fuerza en la minusvalía

Un fotograma de 'Seis puntos sobre Emma'
Un fotograma de 'Seis puntos sobre Emma'

¿Saben aquel que están una ciega, dos paralíticas, una manca, tres sordos y un retrasado mental en una terapia de grupo y…? Perdón por el chiste, que nos abstendremos de terminar por el bien del humor, pero Seis puntos sobre Emma,primer largo de Roberto Pérez Toledo, está pidiendo a gritos un poco de incorrección política y son ellos mismos, desde un guion protagonizado por los citados personajes, los que juegan con el efecto del chiste como catalizador de sentimientos contrapuestos a la habitual condescendencia en el trato con las personas minusválidas.

Una demanda social que destaca sobremanera en un trabajo que, paradójicamente, tiene en la sencillez su mayor virtud y su peor defecto.

Pérez Toledo, hasta ahora cortometrajista (busquen Los gritones, sensacional tragicomedia romántica de apenas un minuto de duración), ha compuesto un relato vertebrado por las ansias de maternidad de una joven ciega de rotunda fuerza mental (magnífica Verónica Echegui en la composición física de un personaje que hace creíble con cada movimiento corporal e incluso con ese tono de voz de los invidentes, un tanto atropellado en el volumen y en la dicción), que desembocan en un extraño triángulo sentimental de amor loco.

'Seis puntos sobre Emma'

Dirección: Roberto Pérez Toledo.

Intérpretes: Verónica Echegui, Álex García, Fernando Tielve, Nacho Aldeguer, Mabel del Pozo.

Género: drama. España, 2012.

Duración: 85 minutos.

Sin embargo, más allá del retrato de la protagonista, a los dos papeles masculinos, apenas esbozos, les falta complejidad y, a pesar del buen trabajo de los intérpretes (Nacho Aldeguer, a la cabeza) y de la dignidad que irradia el conjunto, Seis puntos sobre Emma se queda en medio de ninguna parte. Sencilla, que no simple, pero alicorta.