Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Mazinger Z: ¡puños fuera!

El Salón del Cómic de Barcelona rinde homenaje a los robots en el tebeo, el cine y la literatura

Vista de Montjuic, con Mazinger Z, protagonista del Salón del Cómic. Ampliar foto
Vista de Montjuic, con Mazinger Z, protagonista del Salón del Cómic.

Las historias de Mazinger, el robot gigante construido por el doctor Kabuto con la formidable aleación Z, que legó a su nieto Koji antes de morir, encandilaron a miles de familias españolas a partir del año 1978 cuando, tras el Telediario de la sobremesa de los sábados, contemplaban la lucha de esta máquina y su inseparable compañera de metal Afrodita A. Juntos luchaban contra los malvados robots del Doctor Infierno lanzando sus puños y sus pechos, literalmente, con el objetivo de salvar el Mundo. La serie generó toda una serie de productos de mercadotecnia, cromos, revistas y cómic impresos, como ninguna otra lo había hecho hasta ese momento, en una España que acabada de salir de décadas de dictadura. Las aventuras de Mazinger Z y su piloto Koji Kabuto funcionaron en España por su frescura y su exotismo en la escasa parrilla de entonces y han permanecido en el subconsciente de generaciones de españoles pese a que solo se emitieron 32 episodios en blanco y negro de los 92 de que constaban la serie, ya que Televisión Española consideró que eran “demasiado japoneses y demasiado violentos”. Y siguen vivas a los 40 años. Mazinger Z y su autor, Go Nagai, son dos de los protagonistas de Robots en su tinta, la exposición temática de la 30º Salón Internacional del Cómic de Barcelona que hasta el domingo podrá visitarse en el pabellón 8 de Feria de Barcelona; un repaso de la presencia de los robots en el cómic, la literatura y el cine, que contará, además, con la presencia real de máquinas de aspecto humano capaces de interactuar con las personas.

La palabra robot proviene del teatro. El dramaturgo checo Karel Capek publicó en 1921 R.U.R., la historia de una fábrica donde un científico crea un protoplasma, un ser vivo, al que llamó robota, palabra del checo antiguo que significa esclavo. Este androide, construye a su vez otros seres para utilizarlos como mano de obra barata. Los robots acabaron sublevándose y declarando la guerra a la humanidad. En 1923 se tradujo al inglés y los robots pasaron a ser robots. Antes que estos seres, ya existieron autómatas desde el siglo XVIII y, en 1918, Mary Shelley creó el primer ser autónomo cuando publicó la historia de Frankestein o el moderno Prometeo. En 1920 Paul Wegener dirigió y protagonizó Golem, un clásico del cine mudo alemán sobre una estatua dotada de vida. Después llegó la María de Metrópolis (1926) de Fritz Lang; los robots de Asimov, que estableció las tres leyes de la robótica en 1942; el entrañable Robby, de Planeta prohibido (1956), los replicantes, copias de seres humanos, de Blade Runner (1982) de Ridley Scott, palabra inventada en la película que no esta presente en la novela de Philip K. Dick, ¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas? en la que se basó este éxito del cine protagonizado por Harrison Ford; y los simpáticos C3P0 y R2D2, de la saga de La guerra de las Galaxias, de George Lucas (1977).

Un sector hacia lo digital

La 30ª edición del Salón Internacional del Còmic de Barcelona contará con 150 expositores (un 20% más que en la edición anterior) de un sector que también vive la crisis económica. Las ayudas de las administraciones públicas han disminuido este año un 10%, pese a eso se mantiene el presupuesto de 700.000 euros, gracias al patrocinio privado, sobre todo, de las empresas ligadas al mundo del videojuego y la electrónica, que cada vez están más presentes en el Salón y aprovechan para presentar algunas de sus novedades.

No en vano el cómic es el sector editorial que más rápidamente está transformándose hacia lo digital, tal y como demuestra el que el 94% de las editoriales de cómic tienen un proyecto digital. Uno de los síntomas del cambio es el hecho de que mientras la Federación de Gremios de Editores de España —el 90% del sector editorial español tiene su sede en Cataluña— asegura que el cómic fue el único sector editorial que aumentó sus ventas en 2010, llegando a facturar 85 millones de euros (un 32,4% más que el año anterior); el Ministerio de Cultura y Educación asegura en sus estadísticas que en ese mismo año se solicitaron muchos menos permisos para publicar nuevos títulos en el ISBN: 1.891 títulos, un 35,2% menos que en 2009.

Entre las cifras a batir está la mítica de 100.000 visitantes, que se ha repetido en los últimos años, será difícil superarse por la coyuntura. Ayudará el hecho de que el precio sigue siendo el mismo de los últimos siete años: 6 euros. Además, los nacidos en 1982, año en el que arrancó el festival, podrán entrar gratis.

Son algunos de los robots, autómatas y androides más famosos de la literatura y del cine fantástico que, de una forma y otra, han repetido el esquema creado por Capek: Servir a quien te creo, aunque la mayoría de las veces acaban rebelándose. A la lista también se sumarían Terminator (1984), de James Cameron, Robocop (1987), de Paul Verhoeven o Inteligencia Artificial (2011), de Spielberg. La mayoría están presentes en la exposición central del Salón mediante los carteles de las películas que protagonizaron.

La aparición de los robots en el mundo del cómic es paralela a la ficción de los años 20 y 30 del siglo XX. Por primera vez aparecen en el año 1928, en Buck Rogers, de la mano de Philip Francis Nowlan y en Flash Gordon, creado por Alex Raymond en 1934; y a partir de los años 50, se generalizan los dibujos en los que los robots aparecen en naves que vienen a la Tierra a invadirnos.

Jordi Ojeda, profesor de la Universidad Politécnica de Cataluña, amante del cómic y con una amplia experiencia en la divulgación científica a partir de las viñetas, ha reunido para la exposición que comisaria más de 150 originales que muestran cómo el noveno arte ha dibujado e imaginado a estos seres creados por el hombre.

En las viñetas podemos ver a Iron Man, el superhéroe de Marvel, que embutido en una armadura coprotagoniza ahora uno de los últimos estrenos cinematográficos; el ágil, amoral y underground Ranxerox, de Tanino Liberatore, autor que visitará Barcelona, el manga Astroboy, de Osamu Texuka; Los robots bestiajos de Mortadelo y Filemón, los de bolsillo de Superlópez; o el humor infantil de Robin Robot de José Sanchís. También se verán, por primera vez, los robots dibujados de Santiago Valenzuela, ultimo Premio Nacional de Cómic, para Las aventuras del capitán Torrezno 8, cedidos para la exposición; a Carlitos Fax, de Albert Monteys, en el que el protagonista es un fax y todos los personajes máquinas. Viñetas de la siempre sensual Barbarella tras su encuentro sexual y metálico con el robot Diktor y del gorila gigante tripulada Mytek; de Ari, la salvadora del Universo, de Man y Hernán Migoya, premiado en Japón; originales de Archeologist of Shadows, publicado solo en Internet, del argentino Patricio Clarey y la catalana Lara Fuentes, en la que los cyborg acaban convertidos en robots; o RGH, de Carlos y Rubén del Rincón, en el que aparece el único robot gigante creado por autores españoles. Son algunos de los dibujos que se podrán ver.

Para Ojeda, uno de los objetivos de la exposición es acercar los robots a la sociedad y fomentar nuevas vocaciones científicas y tecnológicas ente el público que visite el Salón. “Muchos de los de mi generación nos interesó la robótica tras ver Mazinger Z”, asegura. “Recordaremos nuestra época como importante ya que pasamos de la era de la información a la de la robótica. De hecho, somos como cyborg que vamos cargados de cámaras y maquinas, aunque no nos demos cuenta. Tienen su inteligencia y nos ayudan a mejorar nuestra calidad de vida”, explica Ojeda. Para el investigador la ficción siempre ha ido por delante de la realidad: “Si el concepto de inteligencia artificial se inventa en 1956, muchos años después del Yo robot de Asimov; el primer robot industrial comenzó a funcionar en una fábrica en 1961, mientras que Asimo, el primer robot humanoide capaz de subir escaleras lo creó Honda en 1997. Sorprende ver lo recientes que son", comenta.

En la exposición se han programado talleres, el 15º Concurso Nacional de Robots y la presencia de cinco robots de “carne y hueso”; humanoides de más de metro y medio, que se mueven con piernas o ruedas. Es el caso de la pareja Tibi y Dabo, el robot industrial de la marca ABB, utilizado en el sector de la automoción, y que pintará y dedicará dibujos a los visitantes, Darwin, un prototipo coreano que anda y que ha sido adaptado para jugar a fútbol y REEM, que ha sido proclamado como mejor robot del mundo en Francia y que ha desarrollado Pal Robotics. La robot, por que es chica, es ubicua, podría utilizarse en ferias, hoteles o centros comerciales informando y ayudar en labores de casa. También habla y no se ruboriza cuando asegura que le gustaría ser famosa. En la feria se verá como realiza este tipo de tareas, por lo que seguro que muchos se la llevarían a casa ya. De hecho para Ojeda, la película de robots Eva, el premiado debut de Kike Maillo es “un filme fantástico, una puesta muy fuerte por una tecnología verosímil en un futuro cercano en el que los robots no solo se moverán de forma independiente sino que tendrán emociones”.

Spiderman, Moebius, Little Nemo y mucho más

Los robots protagonizan el 30 Salón Internacional del Cómic de Barcelona que arranca hoy hasta domingo. Pero los seres de metal dotados de movimiento, y algo de sentimiento, no estarán sólo en los 19.000 metros cuadrados que ocupa la feria en el Palacio 8 de Feria de Barcelona; estaran acompañados de una docena de exposiciones, conciertos, encuentros con los autores, talleres y maratones A continuación, una selección de imperdibles para los amantes del género:

Homenaje a Moebius. Originales de Jean Giraud, desaparecido en marzo, y los trabajos de autores españoles que homenajean el autor francés considerado en su país como uno de los nuevos filósofos.

Spiderman. Orígenes y evolución del personaje, alter ego de Peter Parker, que cumple 50 años desde la creación por Stan Lee y Steve Ditko, siempre rodeado de malos como Duende Verde o El Doctor Octopus.

Antológica de Little Nemo. Los originales de la mítica serie del dibujante frenético y convulsivo Winsor McCay (1869-1934), uno de los clásicos del noveno arte, recortes de prensa en que se publicó este cómic y otras series del autor.

52 de los New-52. Los nuevos superhéroes de DC, Superman, Batman o Wonder Woman, vuelven a nacer desde el número 1 vistos desde el siglo XXI.

Malefic Time. Es el 2038 y el mundo es una pesadilla. En Nueva York una serie de personajes se preparan para la batalla final. Este es el ambiente de la última novela de Luis y Rómulo Royo a la cual Norma Editorial dedica una exposición.

50 años de Cavall Fort. Un hecho insólito en el mundo editorial: medio siglo de vida. Se podrán ver muchos de los originales que se han publicado en 1.192 números de esta revista didáctica y lúdica

Jordi Longarón y Paco Roca, premiados en la edición del Salón del 2011, dispondrán de una exposición cada uno. A la del primero, uno de los primeros autores españoles que triunfó internacionalmente, se podrán ver sus westerns y sus Hazañas Bélicas. De Roca, autor premiado con lo Premio Nacional del Cómic por Arrugas y creador del cartel de esta edición, se podrán ver algunos de sus últimos dibujos.

Conciertos. El salón no es sólo música. Durante los cuatro días subirán al escenario grupos como Laxo’ Busto, Terapia de Shock, Avalanch y Los Coronas, además de sesiones de DJ.

Talleres. Clases magistrales de algunos de los autores invitados que explicarán sus secretos.

Videojuegos. Presentación en exclusiva de Darksiders II, el videojuego con diseños de Joe Madureira. Xbox 360 presentará Kinect Star Wars y Nintendo celebrará el concurso Kid Icarus con su 3DS.

Maratón de cine. Los robots también invadirán el cine Urgell durante el Maratón Robótico que ha organizado Phenomena. Se proyectará Matrix, Westworld y Hardware: Programado para matar, de Richard Stanley, que visitará el salón.

La China, el país invitado. El enorme país tendrá 200 metros cuadrados para mostrar la larga historia del cómico chino, un auténtico desconocido en occidente, a pesar de que en este grandioso país hay autores que llegan a vender millones de sus trabajos. Toda una oportunidad.

Invitados. Durante los cuatro días serán muchos los autores que pasarán por el Salón: Go Nagai (Mazinger Z), Milo Mandara (Los Borgia), David Lloyd (V de Vendetta), Gilbert Shelton (Los fabulosos Freak brothers), Craig Thompson (Blankets) y Enrique Breccia (El Eternauta), entre otros.

Más información