Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una poeta y una narradora tras el sillón 'n' de la RAE

María Victoria Atencia y Carme Riera serán votadas el 12 de abril para el puesto que perteneció al fallecido García Yebra

Sillón 'n' de la Real Academia de la Lengua. Ampliar foto
Sillón 'n' de la Real Academia de la Lengua.

…Y tras el amplio debate sobre el sexismo y la lengua, una mujer podría ocupar una de las 46 sillas de la Real Academia de la Lengua. Sería la sexta en un pleno actual y en el sillón n minúscula. La elección está entre la poeta María Victoria Atencia y la narradora Carme Riera, cuyas candidaturas fueron proclamadas ayer en el pleno de la RAE, en Madrid. El miércoles pasado se cerró el registro y ellas dos fueron las únicas propuestas. Los siguientes pasos son la sesión de elogios (29 de marzo) y la votación, prevista para el 12 de abril.

Sobre la poca presencia de mujeres en la institución, Atencia considera que si es posible debería aumentar: “Hay mujeres de mucha valía que están fuera y deberían estar allí”. Pero aclara que no está muy de acuerdo con la tendencia a ultranza de “hombre, mujer; hombre, mujer porque en cualquier parte deben entrar los mejores”, aunque considera que se debe ampliar más el foco a la hora de considerar un nombramiento. Riera, por su parte, ya había dicho que “las mujeres tienen cosas que aportar y eso lo ha visto la Academia”.

La candidatura de Atencia (Málaga, 1931) la presentaron los académicos Inés Fernández Ordóñez, Luis Maria Anson y Soledad Puértolas; mientras que la de Riera (Palma de Mallorca, 1948) la postulan Carmen Iglesias, Pere Gimferrer y Álvaro Pombo. Ambas aspiran al sillón n, vacante desde el año pasado tras la muerte de Valentín García Yebra.

Una de ellas entraría a la institución que vela por una lengua que consideran muy viva, grande y en expansión. “No la puedes meter en una horma. Hay que dejarla que vaya a su ser, a su aire”, dice la poeta malagueña. Aunque para la narradora mallorquina cada vez se habla peor, y “es necesario poder expresarse bien porque un mundo que se expresa mal no tiene buen futuro”.

Uno de los aspectos que más valoran de la Academia en los últimos años es la reivindicación del castellano en todos los países hispanohablantes. De la ruptura de fronteras y la aceptación de variantes para enriquecerlo. Algo extraordinario, en palabras de Atencia: “El idioma es como una madre con sus hijos y ahora los abarca a todos. Se ha enriquecido”.

Tal vez ahí resida parte de la pasión con que la gente suele intervenir en cuestiones relacionadas con la lengua. Es un patrimonio y, en el fondo, dice la escritora mallorquina, “la lengua es la casa del ser. Es la expresión de todo tu yo. Pensamos a través de palabras y afecta a lo más íntimo”.

María Victoria Atencia es académica numeraria de la Real Academia de Bellas Artes de San Telmo, de Málaga, y académica correspondiente de las Reales Academias de Cádiz, Córdoba, Sevilla y San Fernando. Entre los premios recibidos figura el Nacional de la Crítica por Las contemplaciones. Carme Riera es licenciada y doctorada en Filología Hispánica por la Universidad Autónoma de Barcelona, y catedrática de Literatura Castellana en la misma. Sus registros literarios, tanto en catalán como en español, van del cuento al ensayo. Entre sus premios figuran el nacional de Narrativa por El último azul.

El 12 de abril, tal vez, una de las dos sea elegida para ocupar el sillón n cuya letra le sugiere a Atencia, entre risas, “nada”; y a Riera, “niño y niña”.

Más información