Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Un hombre de la cultura, el periodismo y la política

Familiares y amigos dan su último adiós a Javier Pradera en Madrid

El editor y columnista de EL PAÍS ha sido enterrado este martes en el cementerio de Tres Cantos de Madrid

El intelectual Javier Pradera, figura clave en la España de los últimos 50 años y editorialista de EL PAÍS, ha sido enterrado hoy a las 10 de la mañana en el cementerio de Tres Cantos, en Madrid. Francisco Calvo Serraller, Joaquín Estefanía y Miguel Ángel Aguilar han hablado en el acto de homenaje y despedida a este editor fallecido el pasado domingo; su hijo Máximo ha sido el encargado de elegir la música y su nieto Juan le ha dedicado las últimas palabras. Brillante conversador, agudo analista, mentor de varias generaciones y excelente amigo, la admiración y respeto que inspiraba Pradera nunca quedó circunscrita a un solo ámbito.

Hasta Tres Cantos se acercaron ayer lunes desde primera hora de la mañana representantes del mundo de la política, como la ministra de Cultura, Ángeles González-Sinde; el ministro de Educación, Ángel Gabilondo, y la europarlamentaria Carmen Romero; también el exministro Jaime Mayor Oreja, el expresidente Felipe González, el gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez con Inés Alberdi, Gabriel Elorriaga, Gregorio Peces Barba, José María Maravall y la diputada, además de cuñada de Pradera, Beatriz Rodríguez-Salmones. Las instituciones también estaban representadas por Francisco Rubio Llorente, presidente del Consejo de Estado, o Pascual Sala, presidente del Tribunal Constitucional. También acudió el antiguo dirigente del PCE Santiago Carrillo.

Sus viejos amigos como el magistrado Clemente Auger -el primero que Pradera hizo al llegar a la Facultad de Derecho de Madrid-; el consejero de Estado José Ramón Recalde, donostiarra como él y superviviente de un atentado de ETA; el exministro de Industria Claudio Aranzadi; Fernando Savater, codirector de la revista Claves de Razón Práctica o el abogado Matías Cortés acompañaron a su esposa, Natalia Rodríguez-Salmones, y a sus hijos, Máximo y Alejandro, a su nieto Juan y a Fernando Moya.

La muerte de este mítico editor reunió a historiadores como Santos Juliá, José Álvarez Junco, Juan Pablo Fusi, Josefina Gómez de Mendoza y Charles Powell; sociólogos y catedráticos como Fernando Vallespín, Miguel Satrústegui, Ignacio Sotelo, Joaquín Arango y Carlos Moya; el diseñador Alberto Corazón y editores como María Cifuentes, Xavier Folch, Marcelo Díaz, Miguel Visor, Inés Vergara y Miguel Aguilar.

Desde Javier Moreno, director de EL PAÍS -diario en el que Pradera publicó desde el año de su fundación hasta el día de su fallecimiento y donde dirigió la primera sección de Opinión- hasta Julián García Candau o el dibujante Peridis, los compañeros del ámbito periodístico también quisieron expresar sus condolencias. Los exdirectores de EL PAÍS Jesús Ceberio y Joaquín Estefanía, además de su colega en la sección de Opinión, Andrés Ortega, también estuvieron.