Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los titanes firman la paz en Gales

El festival Hay-on-Wye sirve de escenario para la reconciliación entre los escritores Paul Theroux y V.S. Naipaul

Mientras Madrid se vuelca en la Feria del Libro, un gran duelo de titanes abre el pionero de los festivales literarios europeos y uno de los mejores del mundo, el de Hay-on-Wye. El británico V.S. Naipaul, premiado en 2001 con el Nobel por su fabulosa obra narrativa sobre el mundo colonial, entró ayer en la Green Room donde se charla, informalmente, antes de los encuentros estelares del festival. Una acogedora carpa donde los autores descansan, se relajan y cambian opiniones fuera de los focos y las miradas del público, ávido por conocer de cerca a sus ídolos. Tal vez no imaginaba que se iba a encontrar, casi a solas, con Paul Theroux, el gran novelista norteamericano que ha elevado la literatura de viajes a la más alta categoría de la cultura.

Viejos amigos desde que se conocieron en 1966 en Uganda y autores de un copioso epistolario sobre el mundo colonial, Naipaul y Theroux también son famosos porque se juraron "odio eterno" en 1996 cuando Theroux descubrió que Naipaul había vendido- por 1.500 dólares (1.047 euros)- un libro suyo que le había dedicado y regalado. Y sólo intercambiaron desde entonces difamaciones, insultos y hasta una biografía demoledora de Theroux La sombra de Naipaul un retrato brutal y feroz del Nobel. Todo indicaba, pues, que hacerlos coincidir en este amable pueblo galés era garantía de chispazo. Ian McEwan dialogaba tranquilamente con Theroux mientras este periodista los fotografiaba cuando Naipaul irrumpió en el lugar y se hizo un silencio singular, hecho de rumores y sombras de disputas. Había hielo y fuego en el aire y McEwan y yo nos miramos un segundo antes de que me tocara, desde los márgenes, sugerir ¿qué tal una fotografía juntos? Se miraron lentamente, se dijeron mutuamente "te he echado de menos", y empezaron a levantar la mano derecha hasta apretarla al tiempo que sonreían. Los comentarios se hicieron eco en la prensa británica de inmediato y la foto de EL PAÍS sirve para subrayar uno de esos momentos que explican porqué la literatura es capaz de mover más de 200.000 personas hasta una de las aldeas más remotas de Gales.

Desde Héctor Abad Faciolince y Eduardo Sacheri hasta Javier Cercas, numerosos autores en lengua española participan en un abrumador elenco de 500 estrellas del mundo de la cultura como el Nobel francés JMG Le Clézio. El Hay Festival de Gales cumple 24 años de vida que han dado lugar a varias decenas de convocatorias en todo el mundo, entre las que destacan como los más arraigados el de Segovia, en septiembre, el de Cartagena de Indias en enero y el nuevo Hay Festival de Xalapa, que se celebrará en la Atenas mexicana, cuna de grandes nombres de la literatura como Sergio Pitol, entre el 6 y el 9 de octubre próximos, y que una delegación encabezada por la Secretaria de Cultura y Turismo de Veracruz, Leticia Perlasca presentó ayer por la tarde.