Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Fotos que nunca se desvanecerán

La Rioja acogerá en junio una cumbre mundial sobre conservación fotográfica.- La última se celebró en París en 1984

"Hasta hace unos años, la conservación fotográfica se acercaba más al vudú que a la química", asegura Ángel María Fuentes, director del CAAP (Conservación y Acceso de Archivos Patrimoniales) y considerado el restaurador de fotografía más prestigioso de España. Además, Fuentes es el director de Fotoconservación2011, una conferencia internacional que se celebrará entre el 20 y el 25 de junio en Logroño con el objetivo de asentar las bases de la conservación y la restauración de la fotografía para el siglo XXI. La cita, presentada ayer, se considera como "uno de los hitos de la fotografía más importantes del mundo en los últimos 30 años" y pretende establecer los parámetros científicos para prolongar la vida del soporte fotográfico.

El precedente de esta reunión se remonta a la Conferencia de París, celebrada en 1984, en la que se abordó la conservación de este patrimonio cultural. En aquella época se comenzaba a aplicar la ciencia a la restauración de imágenes porque hasta entonces la vida de una instantánea dependía casi exclusivamente de la responsabilidad y pericia del fotógrafo.

Han pasado casi tres décadas de aquel encuentro y en este tiempo han entrado en juego dos elementos que han revolucionado la fotografía más que en los cien años precedentes: la imagen digital e Internet. Y en esta nueva era en la que cada día se generan millones de imágenes nuevas en todo el mundo se plantean nuevos problemas para categorizar y conservar un patrimonio cultural e histórico inmenso; se han generalizado formas no deontológicas de conservación y una digitalización excesivamente agresiva de las imágenes.

Como apunta Jesús Rocandio, uno de los organizadores de este evento, "un mal escaneo le resta 10 años de vida a una imagen". Fuentes apunta que el soporte fotográfico es "extraordinariamente frágil" y por eso urge "separar la información fotográfica de su soporte. Queremos poner el reloj a 0 para homogeneizar los parámetros científicos para su correcta conservación"". Para conseguirlo, los organizadores de Fotoconservación2011 reunirán durante cinco días a 15 ponentes, entre los que se encuentran algunos de los expertos en conservación de imagen más reconocidos del mundo, como Grant Romer, director del primer museo dedicado a la fotografía; o Anne Cartier-Bresson, referencia internacional en la restauración de soportes fotográficos y sobrina del mítico fotógrafo Henri Cartier-Bresson.

Las conclusiones de esta conferencia, que congregará a 150 asistentes, en su mayoría restauradores y directores de museos, servirán para la redacción de unas actas que permitan revisar las técnicas de restauración de los documentos fotográficos y las distintas líneas de investigación desarrolladas en las últimas tres décadas. También quedará para el futuro la web fotoconservacion2011.org, planteada como un Arca de Noé digital donde se clasificará la información histórica, técnica y científica para establecer principios marcados por el código deontológico profesional. Además de la conferencia internacional, Fotoconservación2011 acogerá una reunión de carácter nacional, centrada en la conservación del patrimonio fotográfico en tiempos de crisis, así como diversos cursos y exposiciones.

La elección de Logroño como sede de esta cita patrocinada por el Ministerio de Cultura, el Gobierno de La Rioja y Telefónica no es casual ya que desde esta región se ha impulsado La Rioja en la memoria, un proyecto pionero en España de recuperación y catalogación de archivos fotográficos y videográficos procedentes de colecciones particulares.