Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La banda española Stormy Mondays conquista el espacio

El grupo gana el concurso convocado por la NASA para sonar a bordo del transbordador espacial 'Endeavour'

Ninguna banda española ha llegado, literalmente, tan lejos. Los Stormy Mondays sonarán en el espacio. Después de varias semanas de votaciones, el grupo ovetense ha quedado primero en el concurso convocado por la NASA para sonar a bordo del transbordador espacial Endeavour, que ayer partió para su misión número 25, la última de su historia.

"Creo que esta noche no he dormido", cuenta por teléfono Jorge Otero, líder de los Stormy Mondays, que han ganado con su canción Sunrise Nº 1 una votación popular abierta a todo el mundo a través de la página web de la NASA. El plazo de las votaciones se cerraba hoy a las 6.00 hora española, cuando la nave partía para su misión. Otero estuvo hasta el último momento pendiente de la votación a pesar de sacar más de 175.000 votos de diferencia al segundo clasificado. "Al final hemos conseguido alrededor de 780.000 votos", cuenta el cantante. "Es curioso el sentimiento distinto que se tiene entre saber que vas a ganar y saber que ya has ganado. Se siente uno muy diferente al saberlo", añade.

A las seis en punto, la web de la NASA ha publicado que la canción de Stormy Mondays, la única banda española que competía con nueve finalistas estadounidenses, sería la que sonaría para despertar a los seis astronautas a bordo del transbordador. "Le he hecho una foto a la web con el resultado final", dice Otero. "Pero luego se ha debido caer o lo han quitado y no se ve".

Sunrise Nº 1, una luminosa composición de pop-rock con unos efusivos vientos, se reproducirá el próximo 1 de junio cuando el Endeavour habrá culminado 24 años de servicio en órbita y será preparado para su destino final: el Museo de Ciencia de California. "Estamos muy contentos porque por encima de todo está gustando esta canción", señala el músico. "El triunfo es sonar en el espacio, pero que suene en la tierra es igual de grande", explica. Un día antes sonarán los segundos clasificados, una familia de Missouri que había participado con una canción propia. Hasta el último momento, Otero "temía" que el "orgullo nacional" llevase a dar un vuelco a la clasificación.

Retraso

La partida del transbordador, con un retraso final de más de dos semanas sobre la fecha prevista, se produjo ayer sin incidentes. La espera ha ido acompañada de algo de nervios y mucho apoyo por parte de la gente en España. "El primer día que estaba previsto el despegue de la nave fue el momento en el que realmente mucha gente se volcó", cuenta Otero. Era el 19 de abril pero se retrasó por fallos técnicos. Peor fue el día 29 de abril cuando un fallo en un termostato hizo suspender el despegue cuando se contaba con el presidente Barack Obama en el Centro Espacial Kennedy (Florida) para despedir a la nave.

La televisión de la NASA retransmite en directo la misión del Endeavour, que se dirige en el día de hoy a la Estación Espacial Internacional (ISS), en órbita terrestre a 350 kilómetros de altura. "La retransmisión de la canción la podremos grabar en directo", dice el cantante. "Además, contaremos con algún tipo de documento sonoro con la voz de los astronautas que seguramente incluyamos en alguna nueva versión del tema". Los beneficios de Sunrise Nº 1 están destinados por completo a cinco ONG (Intermón Oxfam, Médicos sin Fronteras, Cruz Roja, Amnistía Internacional y Greenpeace). Se puede comprar por Itunes y otras plataformas digitales.

Por el momento, los Stormy Mondays seguirán con su vida como siempre, lejos de las órbitas del universo. Su siguiente parada: la carretera. "Se detecta un poco más de interés por parte de la gente", explica Otero. "Pero seguimos con nuestros planes: una gira con el músico Willie Nile en Italia para el mes de agosto". Para entonces, habrán conquistado las estrellas, aunque su mundanal existencia artística dependa de un coche, un equipo de música y una ilusión tremenda por llegar a lo que más les interesa: el público.