'La función por hacer' arrasa en los Max

El modesto espectáculo de Miguel del Arco y Aitor Tejada, basado en 'Seis personajes en busca de autor', de Pirandello, logra siete de los principales galardones de las artes escénicas

La función por hacer, un espectáculo humilde basado en Seis personajes en busca de autor, de Luigi Pirandello, que empezó su recorrido no en un escenario sino en el hall de un pequeño teatro como es el Lara de Madrid, ha sido la gran protagonista de la última función de los Premios Max de las Artes Escénicas. Optaba a nueve estatuillas, esa conocida manzana de bronce diseñada por el poeta visual Joan Brossa, y se hizo con siete: mejor dirección, espectáculo, adaptación, actor y actriz de reparto, diseño de luz, mejor empresario. La alegría de su director, Miguel del Arco, era patente. Y también la del público, que aplaudió calurosamente esos galardones dados a profesionales con mucho talento y muy pocos medios.

Más información
Esto es lo que está pasando
Los Max y sus contradictorias candidaturas
Aluvión de 'max' para los mileuristas de la escena
"Mi espectáculo está abierto a lo ilógico; si lo veo seguro, falta algo"
A subasta el último premio Max de la Crítica

Otros profesionales que también se fueron con su manzana bajo el brazo son José Monleón, Joan Miquel Pérez, Rayuela Producciones, Laura Kumin, Carlos Hipólito, Luis Jiménez, Elisa Sanz, Manuela Paso, Raúl Prieto, Vicky Peña, Sol Picó, Antonio Lozano, Quico Cadaval, Víctor Ullate, Arantxa Iturbe, Ara Malikian, sin olvidar los que no pudieron recogerla en persona, como Andrea D'Odorico, Israel Galván, Alfredo Sanzol y Francisco Nieva.

El Gran Teatro de Córdoba acogió la noche de este lunes la gala (retransmitida por La 2 de TVE y por su Canal Internacional), organizada por la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) y su Fundación Autor. Tuvo como autor y director a Juan Carlos Rubio, quien contó con Natalia Millán, Fernando Tejero, Toni Cantó, Ángel Ruiz y Chema Noci para participar en un espectáculo que trufó a lo largo de la noche canciones, humor, situaciones divertidas y números musicales, quedando la cosa más que digna, gracias a los actores elegidos y la prudencia de Rubio al equilibrar bien las cosas.

Intervinieron entregando galardones Carmen Conesa, Carlos Hipólito, José María Pou, Antonio Gala, la ministra Ángeles González-Sinde y otras gentes del teatro que salieron satisfechos por cómo había transcurrido la gala.

Protestas y reivindicaciones

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Pero hubo también variadas reivindicaciones. Incluso por parte de algunos manifestantes que acudieron a la puerta del gran Teatro de Córdoba, como los funcionarios de la Junta de Andalucía que luchan contra el decreto de la reordenación del sector público. Los profesionales, por su parte, se lanzaron en el escenario y en los pasillos del teatro. Entre ellos Miguel del Arco, que afeó la conducta a los Ayuntamientos que no pagan: "Estáis acabando con el teatro y nuestra compañía pasa grandes apuros porque nos deben dinero". La escenógrafa y figurinista Elisa Sanz dijo: "Está muy bien crear nuevas leyes que protejan la propiedad intelectual, pero más importante es revisar las leyes ya existentes y actualizarlas, dijo para pedir que se revise la actual Ley de Propiedad Intelectual para escenógrafos, figurinistas, iluminadores y directores para que tengan los mismos derechos que ahora sólo tienen músicos, autores de texto y coreógrafos".

Otros profesionales hablaron en diversos momentos de la creación de la Academia de las Artes Escénicas y todas las reivindicaciones fueron acogidas con aplausos por un público repleto de gente del oficio y políticos como Ángeles González-Sinde, ministra de Cultura, Carmen Calvo, una de sus predecesoras en el cargo, Andrés Ocaña, alcalde de Córdoba, y, ¡cómo no!, la plana mayor de la SGAE, anfitriona de la noche, capitaneada por Eduardo Bautista, presidente ejecutivo de la SGAE.

González-Sinde entregó el Premio Max de Honor al crítico y hombre de teatro José Monleón, quien recordó que las gentes del teatro son "personas muy necesitadas de amor y los actores lo que más necesitan, más que el éxito, es que alguien les entienda y les quieran". "Esto es un acto de amor a la profesión que yo agradezco de corazón", señaló este hombre que lleva 60 años entregado al teatro, "algo que hace que luchemos por que no existan tantas diferencias, pero que da muchas ganas de vivir y hace que busquemos un espacio común". Claro que siguió hablando más de los que esperaba la organización y su propia hija, Ángela, le señaló la necesidad de "ir terminando". Monleón la escuchó y con toda tranquilidad añadió: "Yo de aquí no me voy hasta que termine", lo que fue muy aplaudido por el público.

En el anecdotario quedan cosas como el poner en masculino la profesión de muchas autoras, compositoras y actrices cuyos nombres salieron en pantalla al recordar a los compañeros desaparecidos en el último año. Y una obviedad como es el hecho de que las votaciones para espectáculos escénicos tienen el problema de que no todos los votantes pueden ver todos los espectáculos que compiten y no se sabe con cuántos votos se hace alguien con un galardón. Muchos profesionales confiesan incluso que se les pasa la fecha de votar y, lo peor, puede terminar triunfando una compañía porque sea numerosa o tenga muchos amigos. Ha ocurrido muchas veces, y en esta edición de manera descarada con el caso de Blancanieves Boulevard, espectáculo muy mal valorado por la profesión pero que era candidato a 11 Max y que, para alivio de muchos, no se hizo con ninguno de ellos. Pero podía haber ocurrido lo contrario.

El director, productor y adaptador Miguel del Arco recogiendo uno de los Max con los que se hizo <i>La función por hacer,</i> espectáculo de Kamikaze producciones que se convirtió en el gran triunfador de esta edición. El mismo equipo y compañía de <i>La función por hacer</i> representan en estas fechas la puesta en escena de <i>Veraneantes</i> en el teatro de la Abadía de Madrid, basada en la obra de Gorki y con un éxito incuestionable.
El director, productor y adaptador Miguel del Arco recogiendo uno de los Max con los que se hizo <i>La función por hacer,</i> espectáculo de Kamikaze producciones que se convirtió en el gran triunfador de esta edición. El mismo equipo y compañía de <i>La función por hacer</i> representan en estas fechas la puesta en escena de <i>Veraneantes</i> en el teatro de la Abadía de Madrid, basada en la obra de Gorki y con un éxito incuestionable.JULIÁN ROJAS | TEXTO: ROSANA TORRES

Lista de premiados

Premio Max de Honor: José Monleón

Mejor director de escena: Miguel del Arco por 'La función por hacer'

Mejor director musical: Joan Miquel Pérez por Pegados

Mejor empresario o productor privado de Artes Escénas: Kamikaze Producciones por 'La función por hacer'

Mejor espectáculo revelación: 'Doville', de Rayuela Produccions Teatrales de Castilla y León

Premio Max de Nuevas Tendencias: Certamen Coreográfico de Madrid

Mejor escenografía: Andrea D'Odorico por 'Glengarry Glen Ross'

Mejor diseño de iluminación: Juanjo Llorens por 'La función por hacer'

Mejor figurinista: Elisa Sanz por 'Nubes'

Premio Max de la crítica: Festival Don Quijote de París

Mejor actriz de reparto: Manuela Paso por 'La función por hacer'

Mejor actor de reparto: Raúl Prieto por 'La función por hacer'

Mejor actriz protagonista: Vicky Peña por 'Marburg'

Mejor actor protagonista: Carlos Hipólito por 'Glengarry Glen Ross'

Mejor intérprete femenina de danza: Sol Picó

Mejor intérprete masculino de danza: Israel Galván

Mejor espectáculo infantil: 'Nubes', de Aracaladanza

Mejor espectáculo de teatro musical: 'Pegados', de The Kaktus Music Corporation

Mejor espectáculo de danza: 'Wonderland', de Víctor Ullate

Mejor espectáculo de teatro: 'La función por hacer', de Kamikaze Producciones

Mejor coreografía: Sol Picó por 'El Ball'

Premio Max Iberoamericano: Festival del Sur / Encuentro Teatral Tres Continentes

Mejor adaptación de obra teatral: Miguel del Arco y Aitor Tejada por 'La función por hacer', basada en 'Seis personajes en busca de autor', de Pirandello

Mejor autor teatral en catalán o valenciano: Alfredo Sanzol por 'Delicadas'

Mejor autor teatral en gallego: Quico Cadaval por 'Shakespeare para ignorantes'

Mejor autor teatral en euskera: Agurtzane Intxaurraga y Arantxa Iturbe por 'Aitarekin Bidain'

Mejor autor teatral en castellano: Francisco Nieva por 'Tórtolas, crepúsculo y telón'

Mejor composición musical para espectáculos escénicos: Carles Santos y Ara Malikian por 'La lucha libre vuelve al Price'

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS