Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Donizetti en la playa

El Palau de les Arts estrena bajo la batuta de Wellber la ópera 'L'elisir d'amore' con una escenografía veraniega de Michieletto

El tenor mexicano Ramón Vargas cantará este sábado al final del segundo acto el aria más famosa de la ópera L'elisir d'amore, de Gaetano Donizetti, aquella en la que Nemorino suspira y afirma que puede morir de amor, con arena en los pies. Y es que una playa es el paisaje elegido por el escenógrafo Damiano Michieletto para acoger tanto las estrofas de Una furtiva lagrima como el resto de la ópera que estrena esta noche el Palau de les Arts. Con la obra de Donizetti, el coliseo diseñado por Calatrava vuelve al repertorio belcantista, y lo hará bajo la batuta de Omer Meir Wellber, que la próxima temporada asume la dirección musical del Palau de les Arts tras la reciente despedida de Lorin Maazel.

"Es una metáfora sobre el malestar de los jóvenes que buscan refugio en sustancias químicas par evitar afrontar sus miedos y problemas", dice el escenógrafo

Los papeles principales están interpretados por el tenor mexicano Ramón Vargas, la soprano polaca Aleksandra Kurzak y el barítono uruguayo Erwin Schrott

La ópera, una coproducción del Palau de les Arts y el Teatro Real, sitúa la trama del mal de amores de Nemorino, de la indecisión de Adina, interpretada por la soprano polaca Aleksandra Kurzak, y del elixir amoroso de Dulcamara, al que da vida el barítono uruguayo-español Erwin Schrott, lejos del campo italiano del libreto. Y la traslada a una villa turística. Una bulliciosa playa de día, con su chiringuito y sus sombrillas, y una festiva playa de noche, con su fiesta de alcohol y sexo.

"La obra de Donizetti", asegura Michieletto, "es también una metáfora sobre el malestar de los jóvenes que buscan refugio en sustancias químicas para evitar afrontar sus miedos y problemas; por eso he optado por contextualizar la historia en el momento actual con personajes reales y creíbles".

En este montaje de Michieletto, Adina regenta un chiringuito de playa y Nemorino es el chico para todo que anhela su amor. Dulcamara, en vez de embaucar a los ingenuos con el vino de Burdeos emplea brebajes energéticos. Y Belcore, al que presta la voz el barítono Fabio Capitanucci, es un marinero que arriba a la costa en busca de compañía femenina. El reparto lo completa la soprano Ilona Mataradze, en el papel de Giannetta, la amiga de Adina.

L'elisir d'amore, estrenada por primera vez en Milán en 1832, se representará también los días 29 y 31 de marzo así como las veladas del 3, 5, 8 y 10 de abril. La sevillana Rocío Ignacio cantará el papel de Adina en las dos últimas representaciones.