Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El artista chino Ai Weiwei vende 100.000 pipas de girasol por más de medio millón de dólares

Sotheby's subasta una versión reducida de la obra que causó polémica en la Tate Modern de Londres

¿Qué se puede hacer con una montaña de 100.000 pipas de girasol? Salvo que se tenga un salón del tamaño de la sala de turbinas de la Tate Modern de Londres, es complicado gestionar semejante despliegue de casi una tonelada de peso.

El artista chino Ai Weiwei sabe bien de los problemas que puede acarrear algo, en principio, tan inofensivo. El pasado mes de octubre Weiwei desparramó 100 millones de pipas precisamente para alfombrar el suelo de la sala de Turbinas de la Tate en una de las llamativas instalaciones -se puede ver hasta el próximo mayo- que ya son marca de la casa del museo de arte contemporáneo por excelencia en el Reino Unido. Para conseguir tal prodigio, necesitó de un ejército de 1.600 artesanos que decoraron una a una las semillas fabricadas en porcelana y que crujen bajo las pisadas de los visitantes.

El museo, muy dado a la interacción de sus clientes con las obras, instaba al público a pasearse sobre el tapiz de pipas de pega para disfrutar de la inquietante sensación bajo los pies y a toquetearlas para comprobar la calidad de la obra. Sin embargo, las pipas escondían contraindicaciones: la pintura utilizada para decorarlas tiene una alta concentración de plomo y la fricción de unas con otras ocasiona un nivel exagerado de polvo de cerámica perjudicial para la salud. Así que la instalación ha sido acordonada y la interacción prohibida.

La sorprendente obra ha sido capaz de sobreponerse a todos estos inconvenientes. Weiwei realizó 10 ediciones de la obra, en formato pequeño (sólo 100.000 pipas), y la casa de subastas Sotheby's acaba de vender una de ellas por algo más de medio millón de dólares (413.728 euros). Fueron cuatro los postores que pujaron por la montaña de pipas y, finalmente, el comprador telefónico desembolsó según los cálculos de la casa de subastas, unos 5,60 dólares (4.14 euros) por cada una de las pipas.