Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

"No es fácil estar nominado con una actuación en español"

Javier Bardem acudió a la tradicional comida de candidatos a los Oscar en Los Ángeles

Javier Bardem ha asistido a la tradicional comida que ofrece la Academia de Hollywood en Beverly Hills a todos los candidatos a los Oscar que se celebró este lunes en Los Ángeles, en su primer acto público tras el nacimiento de su hijo con Penélope Cruz. "Me siento muy honrado. Esta vez es diferente porque no es fácil estar aquí con una actuación en español", ha manifestado el actor español, candidato a mejor actor por su papel en Biutiful.

Entre todas las emociones que viven los candidatos en su carrera por la estatuilla sobresalió el buen ambiente entre ellos. Bardem fue de los más madrugadores en llegar al hotel Beverly Hilton donde se celebró la velada. El actor español ha reconocido que el respaldo de algunos de sus colegas y amigos en Hollywood ha favorecido la notoriedad que ha alcanzado la película en EE UU, que también opta a la estatuilla en la categoría de mejor película extranjera por México. "Ha sido un regalo increíble el apoyo de Julia Roberts, Sean Penn o Michael Mann", ha asegurado. "Siempre es de mucha ayuda tener el apoyo de personas de esa calidad para recordar a la gente que deberían ver la película. Cualquiera de ellos son grandes artistas y sentirme protegido por ellos es un gran honor", explicó.

Se trata de la tercera nominación de Javier Bardem a los Oscar. Fue candidato a mejor actor por su interpretación en Antes de que anochezca en el 2000,y en 2008 logró la estatuilla como mejor actor secundario por No es país para viejos.

A la velada asistieron gran parte de los favoritos en la ceremonia que se celebrará el próximo 27 de febrero, en el Teatro Kodak. El actor inglés Colin Firth, gran rival de Bardem para hacerse con la estatuilla de mejor actor por su trabajo en El discurso del rey, bromeó sobre "lo absorbente que es la carrera por los Oscar". Una experiencia que para al actriz Natalie Portman, candidata a mejor actriz por Cisne negro, se ha visto eclipsada por su visible embarazo, y que ha disgustado a la actriz. "Es deprimente que mi embarazo se haya convertido en el tema de conversación en lugar de la película en sí misma", se quejó Portman.

El menú estuvo formado por un aperitivo con una ensalada de queso de cabra y una variedad de entrantes entre los que había patatas rellenas de caviar, mientras que el bacalao conformó el plato principal.