Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

'La mosquitera', una arriesgada propuesta española en la segunda jornada de la Seminci

Abas Kiarostami convence con su película 'Copia certificada'

Atrás ha quedado ya la polémica entre el mundo del cine y el alcalde de Valladolid, Francisco Javier León de la Riva, a propósito de las declaraciones sexistas de éste contra Leire Pajín, ministra de Sanidad. Una polémica que se trasladó anoche al exterior del Teatro Calderón cuando unas 300 personas se manifestaron con gritos y pancartas contra el alcalde de la ciudad, que se refugió en el interior del edificio para evitar el encontronazo, mientras una música atronadora intentaba acallar la protesta.

Iciar Bollain, Karra Elejalde y Luis Tosar, directora y actores de También la lluvia, la película inaugural de la Seminci, no solo negaron el saludo a León de la Riva, sino que mostraron su solidaridad con los protagonistas de la protesta. Hoy la jornada ha comenzado con la excelente película de Abbas Kiarostami, Copia certificada, con la que su protagonista femenina, Juliette Binoche, consiguió el premio a la mejor actriz en el último Festival de Cannes. Ni el director iraní ni la intérprete francesa han podido viajar a la ciudad castellana para hablar de este encuentro entre un hombre y una mujer en un pequeño pueblo italiano al sur de La Toscana. Copia certificada, cuya proyección ha sido saludada con aplausos, se estrenará en España el próximo fin de semana.

Con aplausos, pero también con algún pataleo ha sido acogida la película española La mosquitera, dirigida por Agustí Vila e interpretada por Eduard Fernández y Emma Suárez, entre otros. Es La mosquitera un filme arriesgado sobre la incomunicación, la incapacidad de amar y las dificultades para enfrentarse a la vida. No es fácil explicar esta película, que se alzó con el gran premio en el Festival de Karlovy Vary. Su director habla de una comedia sobre la imposibilidad de la tragedia; Emma Suárez confiesa que está ante uno de los papeles más complicados de su carrera cinematográfica y Eduard Fernández dice que estamos ante "un tratamiento salvaje con toques de comedia muy oscura".

El caso es que el público, en la proyección oficial, dio rienda suelta a una risa en ocasiones histérica o irónica. La mosquitera es todo menos una propuesta políticamente correcta. Así la defendió su productor, Luis Miñarro, que confesó las dificultades para conseguir una distribuidora que estrenara el filme, Por fin va a ser Baditri quien apueste por esta película que se estrenará el próximo 5 de noviembre con 18 copias.

La mosquitera quiere abarcarlo casi todo: el mal trato, los abusos a menores, la vejez, la muerte, la mentira, las violaciones, la relación con los hijos, pero sobre todo habla de la incapacidad de algunos seres humanos para amar. De unos hombres y mujeres que se inventan un mundo propio para alejarse de la realidad. Todo ello con una notoria presencia del mundo animal -la familia protagonista acoge en su casa a siete perros y tres gatos- que representan, en contraste con los humanos, la vida en estado puro.

El propio Vila reconoció que no es estrictamente realista y que en los cambios bruscos entre drama y comedia, fueron los actores los que le ayudaron a que esos límites tan arriesgados no cayeran en el ridículo. Quizás fue Miñarro quien explicó más claramente el meollo de este filme: "Habla de la confusión moral, de las dificultades para ser buenos. Es como un zumo de limón sin azúcar"