El horizonte en tu plato

Visitamos 20 restaurantes con las mejores vistas de España

A la hora de elegir un lugar para comer, está claro que lo que llena el plato es determinante. Pero lo que se ve a través de la ventana puede convertir una buena cena en una gran velada. En estas 20 direcciones se agasaja la vista tanto como al el estómago. Son algunos de los restaurantes con mejores vistas de España: desde una terraza donde disfrutar del atardecer más hermoso de Formentera hasta un restaurante con una vista panorámica de 360º sobre Barcelona, pasando por una casa de comidas que mira a los palacios nazaríes de La Alhambra o un tres estrellas Michelin con ventanales a La Concha de San Sebastián. Para todos los gustos y bolsillos.

1. As Garzas

Porto Bariza. Malpica. A Coruña. 981 72 17 65. www.asgarzas.com. Precio: 30 euros aprox.

Frente al Atlántico y a las islas Sisargas, se levanta este restaurante de hipnóticas vistas, especialmente cuando hay tormenta y el viento del nordeste embravece la mar. Su carta propone "una actualización personal de la cocina tradicional gallega", tal y como la define su propietario, Fernando Agrasar. Destaca la calidad de las materias primas, de temporada y seleccionadas en las lonjas y mercados cercanos. Además, As Garzas cuenta con cuatro habitaciones muy coquetas para los que se decidan a pasar la noche. Una buena solución para disfrutar de su amplia selección de vinos (con más de 350 referencias) sin que ningún comensal se prive porque luego tiene que conducir.

2. Akelarre

Paseo Padre Orcolaga, 56. San Sebastián. 943 21 12 09. www.akelarre.net. A partir de 130 euros.

Con tres estrellas Michelin, el restaurante de Pedro Subijana se sitúa sobre el monte Igeldo, en el extremo oeste de la bahía de La Concha. Una atalaya inmejorable cuya panorámica abarca desde el cabo de Matxitxako hasta las landas francesas. Los cuatro enormes ventanales de Akelarre permiten disfrutar de este espectáculo en su totalidad. Si comer una panceta de ibérico y gelatinosa menestra cruda sabe a gloria, hacerlo acunado por el vaivén de las olas del cantábrico eleva la experiencia de divina a pecaminosa.

3. Volvoreta

Eurostars Madrid Tower. Paseo de la Castellana 259.

913 34 27 00. A partir de 50 euros.

Si hay unos edificios que tengan unas vistas privilegiadas de Madrid estos son los cuatro rascacielos que se han construido en la antigua ciudad deportiva del Real Madrid, en el paseo de la Castellana. Allí, en el piso número 30 de la torre Sacyr Vallehermoso se encuentra el restaurante Volvoreta. Cocina mediterránea, decoración minimalista y una perspectiva espectacular de la urbe no apta para personas con miedo a las alturas. El mejor momento para contemplar Madrid a sus pies es el atardecer y la noche.

4. Gaudeamus Café

Calle del Tribulete, 14. Madrid. 915 28 25 94. www.gaudeamuscafe.com/ A partir de 25 euros.

A medio camino entre dos puntos neurálgicos del Madrid más castizo -el Rastro y la plaza de Lavapiés- se encuentran las antiguas Escuelas Pías, ahora reconvertidas en biblioteca de la UNED. Y en su azotea, el Gaudeamus Café, un lugar privilegiado para ver anochecer sobre los tejados de la capital y espiar algunas de las pocas corralas que quedan en el casco antiguo. El diseño del restaurante se inscribe dentro de la obra de rehabilitación de todo el edificio: respetuosa pero vanguardista y con un toque industrial. ¿La comida? Berenjenas fritas, empanadas, tostas, ensaladas sencillas...

5. Evo

Gran Vía, 144. L'Hospitalet de Llobregat. Barcelona. 934 13 50 30. www.evorestaurante.com. A partir de135 euros.

Si le va la ciencia ficción, Evo le ofrece la experiencia más parecida que existe a cenar en un ovni. ¿La razón? Está situado en una enorme cúpula acristalada proyectada por el arquitecto Richard Rogers, que remata el hotel de 27 pisos Hesperia Tower de Barcelona. Si a usted los extraterrestres ni le van ni le vienen, el restaurante tiene otros dos atractivos. Primero, la esfera acristalada no tiene paredes y permite una vista de 360º sobre la ciudad. Segundo, el chef Santi Santamaría es el responsable de la cocina y define así su filosofía: "Tierra, simplicidad y mestizaje mediterráneo con vocación universal se unen creando una cocina de gran estilo, rotunda, sólida, sabrosa y sin concesiones a la moda". Lo que se materializa en platos como el carpacciode vieiras con mousse de guisantes o un besugo con alcachofas de Prat.

6. Mirablau

Plaza Doctor Andreu, s/n. Barcelona. 934 18 58 79. www.mirablaubcn.com.

Se trata de un clásico de Barcelona, con más de 20 años de historia. Situado en el monte Tibidabo, esta localización permite a sus clientes disfrutar de una vista espectacular de la ciudad desde el desayuno a la cena y un poco más allá, gracias a su discoteca. Uno puedo tomarse el primer café de la mañana y el último cóctel de la noche desde su magnífica terraza. En medio, desde ensaladas a pasta pasando por sus platos estrella como las albóndigas de pato o los jamoncitos de pollo. Y durante todo el día, la ciudad a sus pies.

7. Parador de Vielha

Ctra. de Túnel, s/n. Vielha, Lleida. 973 64 01 00. www.paradores.es . A partir de 40 euros.

El valle de Arán huele a hierba, madera ahumada,setas... Entre sus montes y bosques se esconde este parador cuyo restaurante prepara lo mejor de las mejores recetas de la tradición gastronómica de la zona. Desde la olla aranesa hasta la crema catalana, pasando por el civet o los boletus. Un menú irresistible en uno de los entornos naturales más bellos de España.

8. El mirador de Formentera

Carretera La Mola,km. 14,300. Formentera. 971 32 70 37. www.guiaformentera.com/mirador/index.htm. A partir de 20 euros.

La isla de Formentera atesora uno de los atardeceres más bellos de España. Y un lugar privilegiado para contemplarlo es, precisamente, la loma en la que se asienta El mirador. Un restaurante sencillo y acogedor con una terraza amplia desde la que se divisa casi toda la isla, con Ibiza al fondo. Una imagen de postal que se puede acompañar con un rico arroz a la marinera o pescado a la plancha. El remate perfecto para un día de playa. Puro placer.

9. La escollera

Playa Es Cavallet. Sant Josep de Sa Talaia. Ibiza. 97139 65 72. A partir de 25 euros.

Pegada a la playa de Es Cavallet, una de las más famosas de Ibiza, hasta su terraza llega el sonido de las olas y el suave olor a salitre, creando un ambiente de relajación y, porqué no decirlo, de felicidad. Para brindar por encontrarse en un lugar tan afortunado como el parque natural de las Salinas, una gran selección de cócteles, vinos y champagne. Y para comer -eso que suele hacerse en los restaurantes además de mirar y chocar copas-: fideuà, gallo de San Pedro al Horno y caracoles de campo.

10. Vertical

Luis García Berlanga, 19. Valencia. 983 30 38 00. http://www.restaurantevertical.com/. A partir de 60 euros.

La Ciudad de las Artes y las Ciencias, diseñada por Santiago Calatrava, es visita obligada en cualquier viaje a Valencia. El restaurante Vertical, situado en el último piso del Hotel Confortel, ofrece la posibilidad de verla de una forma distinta: desde las alturas y mientras se disfruta, por ejemplo, de un jugoso arroz con bogavante, uno de los platos estrella de su carta. Y es que, a pie de calle, no se pueden contemplar las espectaculares cubiertas de L'Hemisfèric, el Museo de las Ciencias Príncipe Felipe, o el Palacio de las Artes Reina Sofía. Tiene un menú degustación por 70 euros, y en su terraza se puede rematar la cena con unas copas y el impresionante complejo arquitectónico valenciano de fondo.

11. Voramar Benicàssim

Paseo Pilar Coloma, 1. Benicassim. 964 30 01 50. www.voramar.net.A partir de 25 euros.

La playa de Benicàssim es una de las más populares de la Comunidad Valenciana y no sólo durante el festival de música homónimo que se celebra cada año. Buen tiempo asegurado, arena fina y un mar tranquilo ¿Qué más se puede pedir? Pues recargar fuerzas sin perder de vista la orilla y, si es de los que nunca se ve lo suficientemente moreno, sin dejar de tomar el sol. Esto, y un menú fresco y veraniego, es lo que le ofrece el restaurante Voramar.

12. El Real Balneario de Salinas

Juan Sitges 3. Salinas. Avilés. 985 51 86 13. www.realbalneario.com. A partir de 50 euros.

Colgado sobre la playa de Salinas, en Castrillón, cuando sube la marea da la impresión de estar comiendo sobre el mismo mar Cantábrico: arena fina, aguas claras e inquietas... Por algo las mesas pegadas a los enormes ventanales de este antiguo balneario son las más demandadas. La familia Loya, al frente del restaurante desde 1991, compra directamente a los pescadores de la zona y el resultado son unas lubinas, pixines (así se llama al rape en Asturias) y bogavantes inolvidables. La carta de vinos es de las mejores de la región. Por algo atesora una estrella Michelin.

13. Ramiro's

Avda.Salamanca s/n. Valladolid. 983 27 68 98. www.ramiro.es. A partir de 40 euros.

Este restaurante, que atesora una estrella Michelin, está situado en la décima planta del Museo de la Ciencia de Valladolid, uno de los edificios más representativos de la urbe, obra de Rafael Moneo y Enrique Teresa. Desde sus ventanas se puede contemplar el río Pisuerga, su ribera y todo el perfil de la ciudad. El ambiente pretende ser relajado y sofisticado al mismo tiempo, según cuentan desde el restaurante que, además, está a sólo un paso del Puente Colgante, otra de las construcciones más famosas de Valladolid. Sobre el mesa,ofrece una cocina de temporada basada en productos y platos tradicionales de Castilla-La Mancha, pero combinados con materias primas y técnicas de otras culturas gastronómicas, como explica su chef, Jesús Ramiro Flores. Su carta de vinos está compuesta por más de 500 referencias.

14. El Portal de Descalzos

Calle Descalzos, 56. Pamplona (Navarra). 948 21 36 83. Desde 20 euros.

Esta casa de comidas pamplonesa, dirigida por José Uranga y Asunción Roldán, destaca por emplear solo materias primas ecológicas con las que compone un menú de temporada, sencillo pero atractivo. Está situado en la tercera planta de un edificio que une el Casco Antiguo y Rochapea. Desde su terraza se divisa este último barrio en su totalidad. Casi como sobrevolar la ciudad.

15. Mesón Casas Colgadas

Calle Canónigos s/n. Cuenca. 969223409. www.mesoncasascolgadas.com. A partir de 25 euros.

No siempre se puede cenar (o comer) en un espacio que es Patrimonio de la Humanidad. Pero este mesón nos ofrece la posibilidad de hacerlo en una de las famosas Casas Colgadas de Cuenca. El edificio, que data del siglo XIV, está, como su propio nombre indica, colgado sobre la impresionante hoz del río Júcar, junto al Museo de Arte Abstracto de la ciudad y a un paso del puente de San Pablo, que une el casco viejo de la ciudad con el antiguo convento de los Dominicos, hoy Parador Nacional. Y como no solo se come con los ojos, sobre la mesa, platos tradicionales como el morteruelo, ajoarriero, venado a las hierbas aromáticas, gazpacho pastor y migas ruleras.

16. Santo Terraza

Alemanes, 27, 4ª planta. Sevilla. 954 56 00 00. www.emecatedralhotel.com. A partir de 55 euros.

Una terraza en una azotea, la Giralda tan cerca que da la impresión que se puede tocar con solo alargar la mano y, para rematar la estampa, una carta basada en la cocina de mercado que firma Martín Berasategui. El cocinero vasco explica que el menú está protagonizado por el cerdo ibérico, las verduras de la huerta andaluza, los pescados del mediterráneo y las recetas de inspiración popular con una vuelta de tuerca, como el huevo de corral a baja temperatura con tocineta asada, jugo meloso de garbanzos, pan de ajo y tomillo. Magia sobre y frente a la mesa.

17. Mirador de Morayma

Pianista García Carillo, 2. Granada. 958 22 82 90. miradordemorayma.com. A partir de 20 euros.

Dicen que Morayma, mujer de Boabdil, vivió en este rincón de Granada durante el cautiverio del rey moro. Y, tras conocerlo, resulta fácil entender por qué lo eligió. Este Carmen se encuentra en el barrio morisco del Albayzín, declarado por la Unesco Patrimonio de la humanidad, posee una vistas impresionantes de los palacios nazaríes de la Alhambra y se sitúa junto al mítico barrio del Sacromonte y a solo diez minutos de la Catedral y el centro histórico de la ciudad. La oferta gastronómica está a la altura del paisaje: remojón, salmorejo de salobreña, tortilla Morayma, espárragos crujientes, morcilla con manzana, esturión de Riofrío o bacalao con almendras. Además, ofrece un vino ecológico propio cosechado en la Alpujarra.

18. Parador de Gibralfaro

Castillo de Gibralfaro, s/n. Málaga. 952 22 19 02. A partir de 40 euros. www.paradores.es

Sopa de rape, borrachuelos y pescaíto frito. Las especialidades de la cocina malagueña que ofrece el restaurante del parador impedirían que cualquier comensal levantase la cabeza del plato, sino fuera por las vistas con las que cuenta. Su situación, sobre el monte Gibralfaro y frente a la Alcazaba, lo convierten en una atalaya privilegiada desde donde se divisa la bahía y toda la ciudad de Málaga.

19. Puro Beach Marbella

Ctra. De Cádiz, km. 159. Estepona. 951 31 66 99. www.purohotel.com. Desde 25 euros.

Colgada sobre la costa malagueña se encuentra esta terraza de tumbonas y sofás de un blanco impoluto, donde lo que se impone es tomar el aperitivo, luego la comida, alargarse letárgicamente durante la tarde, cenar y, sin moverse de posición, despedir el sol con una copa en la mano y...(en el caso de los más noctámbulos) dar de nuevo la bienvenida a la luz al amanecer. Su carta es la versión sofisticada del chiringuito de playa: hamburguesas de buey, ensaladas tailandesas...

20. La Fragata.

Alcalde Antonio Rosas, s/n. Gáldar. Las Palmas. 92888 32 96. www.restaurantelafragata.net. A partir de 40 euros

Este restaurante se encuentra en el puerto de Sardina, escondido en las costas de Gáldar al norte de Gran Canaria. Cuenta con un vivero propio, por lo que su oferta de mariscos es excelente. Así que un gran plan es hincarle el diente a unas cigalas mientras el sol se pone sobre el mar, con el Pico del Teide de fondo.

Restaurante Evo, en l'Hospitalet de Llobregat, Barcelona
Restaurante Evo, en l'Hospitalet de Llobregat, Barcelona
Restaurante Santo Terraza, en Sevilla
Restaurante Santo Terraza, en Sevilla

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS