Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

El cine de Hollywood se verá en inglés en Cataluña

Las 'major' responderán a la ley del cine con menos estrenos y en versión original

Ni en castellano ni en catalán, el cine de Hollywood se verá en inglés en Cataluña. Luis Hernández de Carlos, presidente de Fedicine, que agrupa a las principales distribuidoras estadounidenses (majors) ha anunciado esta mañana que acatarán la Ley del Cine aprobada ayer en el Parlament evitando el doblaje y también el subtitulado. "Habrá menos estrenos y los que haya serán en versión original", ha afirmado. Es decir, en inglés. "La industria solo acepta cuatro excepciones de doblajes: alemán, italiano, francés y español", ha explicado De Carlos. "Es más, si en España sólo hubiera dos lenguas oficiales, me atrevería a decir que habría una salida, pero hay cuatro, y si se deja esta puerta entreabierta pasado mañana las otras también reclamarán lo mismo".

Para Camilo Tarrazón, presidente de los exhibidores catalanes, "se ha legislado contra un sector económico" que, ha afirmado, se verá muy perjudicado por las consecuencias, a su juicio previsibles, que tendrá en la disminución de estrenos que anuncian los distribuidores. "Hay 50 películas al año que aglutinan el 65% del público de cine, si perdemos aunque sólo un 15% supone graves pérdidas para el sector", ha indicado. Para Tarrazón, la ley catalana que obliga a que casi la mitad de filmes tengan también versión catalana es "intervencionista hacia un sector industrial privado que obliga a programar en función de criterios lingüísticos y no comerciales".

Tanto De Carlos como Tarrazón se han mostrado convencidos de que era una ley "electoralista" que ha impuesto ERC al gobierno tripartito. "Tanto el PSC como CiU saben que el próximo gobierno que salga de las elecciones de otoño tendrá que cambiar esta ley", ha indicado el presidente de los empresarios de salas de cine, que, más allá de la dificultad de calendario, ha reconocido que sería "difícil llegar a un consenso con el equipo actual del Departamento de Cultura porque no han tenido interés en hablar". Ambos han mantenido su oferta de crear una pequeña red de salas en catalán que podría ir creciendo en función de la oferta.