Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Robert McKee, 'gurú' de guionistas

El autor del aclamado 'El guión' ('The Story') habla de las ayudas del cine español, 'Los Soprano' y la "edad de oro" de la televisión estadounidense

Si usted es guionista, no habrá que darle muchas explicaciones sobre quién es Robert McKee : seguramente su libro El guión (The Story) ocupa un lugar privilegiado en su estantería. Gracias a esta obra, se convirtió en un gurú para todo tipo de profesionales relacionados con el arte de narrar. "La historia es el corazón de las artes", asegura Mckee, que contesta al teléfono desde Bilbao, antes de participar en un seminario dentro de los encuentros organizados por Gidoi Facktoria . Este estadounidense (Michigan, 1942) señala al guionista como el verdadero "creador"y al director como simple intérprete.

¿Qué directores podemos considerar autores? "Aquellos que escriben además de dirigir. Ingman Bergman es un buen ejemplo". Así que cineastas como Stanley Kubrick , que solía adaptar novelas, no entra en su definición."Él nunca se llamó así mismo autor. Además, tenía un profundo respeto por el escritor, por eso pasaba cinco años preparando cada película, discutiendo con él", aclara. Que no considere al cineasta parte esencial del proceso creativo no significa que desdeñe su papel. "Es la diferencia entre una muy buena película y una gran película", enfatiza.

"El final de 'Los Soprano' me parece correcto. No he seguido 'Perdidos'"

McKee ya no ejerce como guionista. "Escribí todo lo que quería", comenta. "Escribir sobre escribir es mucho más interesante". Su carrera elaborando guiones no es precisamente prolífica pero sus cursos tienen una gran demanda. Así lo explica él mismo: "Los actores necesitan comprender a sus personajes, los productores tienen que estar preparados para juzgar las historias...La enseñanza actual tal vez pueda ayudar a los que quieran ser críticos, pero no a los creadores". La lista alcanza a directores de cine y profesionales de Hollywood pero también a escritores o periodistas. Uno de sus últimos proyectos en enseñanza es wwww.storylogue.com .

Perdidos (Lost) y Los Soprano: "No puedo juzgar el final de Perdidos porque no la he seguido por falta de tiempo. Hay muchas cosas interesantes que ver en televisión y Perdidos no está en mi lista. El final de Los Soprano me parece acertado porque los personajes estaban ya tan bien definidos y la audiencia los conocía tan al detalle que no se podía revela nada nuevo. No podía llegarse a un clímax. Claro, estaba la posibilidad de matar a Tony, pero, ¿para qué? El fundido a negro me parece correcto".

Críticas a las ayudas en España: "¿Cuántas películas se subvencionan en España? ¿Cuántas son verdaderamente buenas? Digamos tres o cuatro. Seguro que, entre ellas, hay obras como las de Pedro Almodóvar, que es escritor y director. Es un error dar el dinero a alguien que dirige bien pero tal vez no sabe contar una historia".

Edad de oro de la televisión: "En EE UU estamos viviendo el comienzo de una edad de oro. Los productores son todos escritores, ellos controlan la historia. Esto no ocurre en Europa, donde a los guionistas no se les paga ni de lejos lo que se merecen y son de segunda fila. ¿Quién dirige The Wire, o Dos metros bajo tierra? No lo sabemos, a pesar de que están muy bien dirigidas. Y eso que en televisión hay directores tan buenos como en el cine".