Galán, de niño prodigio del toreo a gerente de club de alterne

Antes del fenómeno Michelito, hubo un torero español que superó su récord de precocidad taurina, Juan Pedro Galán. Nacido en Jerez de la Frontera en 1971, en enero de 1982 debutó en la Monumental de México, con sólo diez año. La expectación fue tal que se rozó el lleno en el coso más grande del mundo. En su debut cosechó una vuelta al ruedo y una oreja, aún así la cariñosa y enfervorizada afición azteca lo sacó en volandas de Insurgentes.

Este halo de niño prodigio, que por su edad no podía torear en España, algo que ya sucedió con El Juli y hoy con Michelito, duró hasta su vuelta a España, en 1987 con 16 años. Se presentó con caballos en la Sevilla el 17 de mayo.

En Madrid hizo su debut con los del castoreño el 2 de abril de 1989 alternando con José María Plaza y Luis Carlos Aranda. Tomó la alternativa un año después, en 1990, en El Puerto de Santa María (Cádiz) con astados de Gabriel Rojas y con José Luis Parada como padrino y José Luis Galloso de testigo.

Más información
Juan Pedro Galán, el niño torero jerezano de 10 años, paseado a hombros en la plaza de México
El niño Juan Pedro Galán, a hombros en la Monumental de México
Al menos 16 detenidos en una redada contra la prostitución en Andalucía
El juez decreta libertad sin fianza para la familia del ex torero Pedro Galán

Al finalizar la campaña sólo sumó cuatro paseíllos. A partir de ese año se le pierde la pista en el escalafón. Tan sólo actuó de manera intermitente en festivales benéficos o festejos menores para saciar la afición.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS